La astucia de quienes estaban Offside.

La realidad social que vivimos es consecuencia de décadas de abuso, expoliaciones, de institucionalidad al servicio de una minoría. Quienes estaban offside, se enganchan e incorporan al juego, simulan una jugada compleja y ya está, listos para la foto.

Hace dos mes, ¿Chahin y Desbordes habrían considerado discutir y promover un cambio constitucional?, ¿Ena von Baer se habría imaginado escribana de un acuerdo para terminar con la constitución de Pinochet?. La ciudadanía en las calles interpelo a quienes siendo parte de la casta privilegiada que gobierna, no sintonizan con sus necesidades. Ya en 1991 el 54% de los encuestados rechazaba, no confiaba en el Estado, los partidos y los políticos; entre 2017 y 2019 las cifras se incrementaron a 80% y 95% (Encuestas Públicas, PNUD). A esa radiografía hicieron vista gorda; la metroscopia, analizada y considerada según conveniencia, desvinculó a los políticos de la reflexión y la realidad.

El movimiento social desencadeno una ola de demandas, desde Asamblea Constituyente, No+AFP´s, hasta perdonaso por TAG. En este proceso ha estado ausente la dirigencia política, superada en los hechos y con un grado de descredito no antes visto. El gobierno en la cornisa, descree del movimiento, declara la guerra, militares a las calles, convocan al COSENA, jubilados a reforzar las policías; su preocupación no excede al orden.

Felipe Berrios, respetado por su compromiso con los pobres y porque no decirlo, por no estar involucrado como abusador ni encubridor de delitos sexuales, ni como diezmero de los ricos, planteo esperanzado -como otros prohombres-  la salida Institucional. Formula en que son únicamente los políticos quienes establecen los términos para superar la crisis.

En la mesa del poder, Piñera y sus amigos -los fácticos de Allamand-, en un arrebato de pudor y consideración, después de servirse del sistema político y económico por más de 40 años, deberían evaluar y allanarse a un cambio institucional, a reformas, más allá de prometer subir el sueldo a sus trabajadores a $500 mil. ¿Por qué ellos?, porque son quienes ostentan el poder real; el que paga, ordena la música y las mentas. Validan aquello Novoa, Orpis, Pizarro, Rossi, Moreira, Longueira, MEO y otros, que si zafaron, fue por sobreseimientos a pedido, juicios abreviados y del no perseverar del SII. Obviamente hay excepciones, políticos que honran la actividad, el problema es que son un recurso escaso.

Los no excepción, hicieron gala de oportunismo, desde la banca se incorporan al juego, guapean y confunden con la sintaxis: Convención Constitucional vs Convención Mixta Constitucional; Asamblea por ningún motivo, tampoco ellos fuera del diseño. Con 2/3 de quórum, los creativos de la Casa Común ahora la conciben legitimada. La ciudadanía constituyente tiene la oportunidad histórica de cercar a los fácticos y sus ventrílocuos, lo que implicará dedicación y esfuerzo; dinero y marketing, por otro carril harán lo suyo.

El deseo movilizador de los ciudadanos no debe confundirse con la esperanza de Berrios, que siendo bien intencionada, era susceptible de fraude. El acuerdo político por la Calidad de la Educación -la foto en la Moneda de las manos tomadas en alto-, nos recuerda aquello.

loading...

Related posts