Semana Social 2019: “Pasar de democracias delegativas a participativas”

Con una gran asistencia de público tanto Adolfo Pérez Esquivel, Premio Nobel de la Paz 1980, como Rodrigo Mundaca, vocero del Movimiento
de Defensa del Agua, la Tierra y la protección del Medio Ambiente, Modatima, hicieron un fuerte llamado a respetar los Derechos Humanos y a cuidar los bienes comunes en el contexto de la Semana Social 2019 del Vicariato Apostólico de Aysén, y los convulsionados días de movimiento social en Chile.
En la capital regional, Rodrigo Mundaca, quien recientemente recibiera el Premio Derechos Humanos Nuremberg 2019, sostuvo un encuentro privado con organizaciones sociales; efectuó declaraciones para el medio vicarial Santa María Radio y ofreció una charla en el auditorio del Ministerio de Obras Públicas, donde abordó el tema central de la Semana Social: Bienes Comunes: una urgencia por la vida, la justicia y la paz, en que profundizó especialmente la situación del agua en Chile.
Al día siguiente, en “Casa Belén”, Rodrigo Mundaca y Adolfo Pérez Esquivel sostuvieron un “encuentro con jóvenes de la Patagonia” en que participaron estudiantes secundarios y universitarios de la región.
Respecto a esta instancia Nicolás Vera, estudiante del Liceo Juan Pablo II, expresó que “esto me pareció muy bueno porque los jóvenes de hoy, que somos la nueva generación, necesitamos el apoyo de los adultos y saber que ese acompañamiento es fuerte, que ellos nos incentivan y nos dan sus puntos de vista. Nosotros necesitamos ese empuje para defendernos porque no podemos seguir con la privatización del agua y las pensiones indignas de nuestros abuelos y que también serán para nuestros padres”.
Quien también asistió a la cita juvenil fue Javiera Hernández,
estudiante del colegio Sagrada Familia Puerto Aysén. “Estoy muy agradecida de que nos hayan invitado porque son personas importantes que han sido relevantes históricamente. Aprendí mucho, disfruté y claramente la forma en que llegaron a nosotros los jóvenes fue muy impactante, por eso creo que es importante que se abra esto más a la comunidad”.
“Me pareció -agregó la estudiante- muy importante que trataran el tema del medioambiente y la privatización del agua. Es lo que más me impactó. E insisto que es muy importante que muestren ese tema a la comunidad y especialmente a nosotros los jóvenes porque no se toca mucho y es demasiado relevante”.
Tras este encuentro ambos expositores se trasladaron al frontis de la catedral donde en un sencillo acto plantaron árbol, la “Araucaria por la Paz”. En ese lugar Adolfo Pérez Esquivel compartió el motivo de su presencia en Aysén y su preocupación por la actual situación de Chile.
Por la tarde, mientras Rodrigo Mundaca se trasladaba a Puerto Aysén, el Nobel de la Paz 1980 se reunión con 200 coyhaiquinos en el salón de Ministerio de Obras Públicas -registro audiovisual que compartimos en esta misma nota más abajo- donde abordó el tema principal de esta Semana Social 2019 y se refirió, entre otros, a conceptos clave sobre para entender el estallido social chileno.
“Hay algunos conceptos -dijo- que no se deben que perder. Primero, que derechos humanos y democracia son valores indivisibles. Si se violan los derechos humanos las democracias se debilitan y dejan de ser. Hay que tenerlo presente porque decimos que vivimos en democracia porque votamos pero esto no es suficiente. Solo votar no significa que vivimos en democracia. Democracia significa derecho e igualdad para todos y todas. Y en una democracia participativa el pueblo tendría herramientas constitucionales y jurídicas para oponerse a aquellas violaciones sistemáticas de los derechos humanos”.
Tras destacar el importante rol de la Iglesia para recuperar la democracia en Chile y otras naciones del continente reflexionó sobre lo que pasa hoy en la región: “tenemos países con democracias formales donde votamos y pensamos que vivimos en democracia. Pero la democracia no se regala, se construye. Y nosotros somos responsables de esa construcción para hacer valer el derecho y la igualdad de todos y todas”.
“Tenemos -enfatizó- democracias delegativas. Delegamos el poder en aquellos que nos gobiernan. Pero lamentablemente estos hacen lo que quieren y no lo que deben, y el pueblo no tiene instrumentos constitucionales y jurídicos para poder hacer valer sus derechos. Por eso, son importantes las reformas constitucionales para pasar de las democracias delegativas a las democracias participativas”.

loading...

Related posts