Conectividad de la región de Aysén en constante fragilidad

Hace unos días, el alcalde de Chile Chico, Ricardo Ibarra, hacía notar ante los medios una petición dirigida a las autoridades, en la que indicó la necesidad de la comunidad de contar con otra embarcación para cubrir el tramo Puerto Ibáñez – Chile Chico, esto por los diferentes imprevistos que pueden en pocas palabras generar fragilidad en la conectividad lacustre de esa importante zona de la región de Aysén.

Como si hubiera sido una predicción de Ibarra, la nave La Tehuelche presentó una nueva falla, generándose así otra contingencia, sobre todo en días de feriado largo. Y por si fuera poco, otra situación –anterior- también se llevó a cabo en Puerto Chacabuco, donde pasajeros se mostraron molestos tras pasar horas sin poder descender de la embarcación Queulat.

Ante estas situaciones que se dan con dos naves subsidiadas por el Estado y de la Naviera Austral, la diputada Aracely Leuquén y el senador David Sandoval expresaron sus opiniones.

Senador Sandoval apoya petición de alcalde Chile Chico

“Es un problema al que hay que darle una mirada urgente y nueva. Esto también afecta al turismo, en una fecha donde había mucha gente visitando Chile Chico”. Así  afirmó el senador David Sandoval al referirse a los nuevos inconvenientes que sufrió la barcaza La Tehuelche, la cual tuvo que suspender su servicio en los últimos días, por desperfectos técnicos.
El parlamentario, quien estuvo en la comuna lacustre la semana pasada, lamentó la situación por los problemas que esto acarrea para la comunidad local, señalando que solicitará todos los antecedentes para conocer detalles del problema.

“Me da la impresión de que el proceso de administración de la barcaza, ha tenido dificultades. Se hacen contratos por meses y no una licitación formal por (largo) tiempo. En la comunidad hay de todo tipo de opiniones, hay muchos temores. Hay que darle continuidad al servicio con todas las exigencias de mantención, de fiscalización, control, la parte mecánica, porque esta nave es muy importante para el tráfico de la zona”, señaló.

Sandoval también coincide con lo que plantea el propio alcalde Ricardo Ibarra, y los vecinos, en el sentido que tal vez sea necesaria una nueva embarcación, entendiendo que aquello sería un proceso largo en cuanto a su concreción.

“El alcalde planteaba que se requiere otra barcaza, un poco como pasa en el canal de Chacao. Y con el incremento de los flujos en materia turística, me hago parte de la demanda de la comunidad en el sentido de que hace falta otro tipo de embarcación. Un tema de este tipo tiene un proceso de maduración bastante largo, pero habrá que hacer los estudios respecto de qué tipo de embarcación se necesita”, puntualizó.

Pero volviendo al actual escenario, el legislador insistió en sus cuestionamientos sobre por qué no se ha hecho hasta ahora una licitación de largo plazo, más cuando se trata de un medio de transporte tan relevante para la gente. “Eso ha afectado la condición de la barcaza. Hay que avanzar con mucha urgencia para buscar una solución más integral al problema del transporte (lacustre)”, recalcó.
Junto con la necesidad de hacerse parte de esta realidad, el senador dijo que hay que ver cómo se resuelve este problema de aquí en adelante, insistiendo en que se debe evaluar la opción de contar con una nueva barcaza. “Yo creo que no podemos menos que hacernos cargo de esta realidad y ver cómo se resuelve hacia adelante este problema de conectividad, compartiendo si es que hace falta otra embarcación para estos servicios, donde un estudio tendrá que definir si se requerirá una nave para el transporte de vehículos o para el transporte de pasajeros”, concluyó.

Diputada Leuquén: «La fragilidad de nuestra Conectividad Marítima exige mayor fiscalización»

«Las situaciones acontecidas con las empresas navieras que prestan servicios en la zona develan la histórica fragilidad de nuestra conectividad y refuerzan la necesidad de coordinación intersectorial que debe existir entre los organismos vinculados, además de la mayor capacidad fiscalizadora que debe tener la región, para lo cual debemos contar con un Inspector Naval instalado en Aysén y que no opere desde Valdivia como sucede hoy en día, y que tiene como función principal la inspección de naves para controlar el cumplimiento de los planes de seguridad y calidad, además de realizar inspecciones y auditorías a bordo de los buques. Lo anterior, inéditamente en este periodo gubernamental, ha sido solicitado desde las autoridades del sector Transportes y Obras Públicas, seremis Fabián Rojas y Nestor Mera, por la necesidad de brindar mejor calidad de los servicios a los pasajeros y lo relacionado al transporte de carga,lo cual apoyaremos y esperamos pueda concretarse este año 2020», dijo la parlamentaria.

A su vez, agregó que «todas las barcazas del Estado necesitan mejorar sus planes de mantenimiento y fiscalización, planes que por lo general surgen producto de anomalías detectadas por Técnicos en Motores, lo que resulta insuficiente, ya que el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones tiene la función de fiscalizar servicio y no las condiciones técnicas”.

Necesitamos que el Estado invierta en las embarcaciones, y no solo que todo se solucione vía operadores o por los subsidios del Ministerio de Transportes, refirió Leuquén, indicando además que “reforzaremos ante el nivel central la preocupación y gestiones de nuestras autoridades por contar con este profesional naval que permita fortalecer la fiscalización en terreno del servicio que prestan las embarcaciones, porque estas falencias afectan a nuestra población y nuestro desarrollo productivo», concluyó la parlamentaria.

Related posts