Las únicas Turberas de Aysén

Anna Astorga, Investigadora  CIEP, Dra. en Ecología

El  nombre de Finlandia en la lengua finlandesa es Suomi. Muy pocos  países en el mundo tienen nombres internacionales tan distintos al nombre en la lengua nativa, pero ambas palabras tienen un significado común: Suomi  viene de  Suo  que significa turbera en finlandés, mientras  que Finland viene de Fennia  (Finlandia en latín) y que también viene desde la palabra Fen que es un tipo de humedal. De hecho, Finlandia es uno de los países con mayor superficie de turberas  en el mundo. A pesar  de ser un país desarrollado, lamentablemente tiene un historial de desastres ecológicos causados por la explotación irracional de las turberas.

La  Patagonia  chilena podría proponerse a no cometer los mismos errores. Las turberas de Aysén son lugares que se empezaron a formar hace aprox. 10 mil años atrás, valiosas por su biodiversidad, por ser grandes reservas de agua dulce y acumulación de carbono. Estos ecosistemas están siendo explotados sin planificación.

La turba, que es materia orgánica acumulada por miles de años, es un producto no renovable y su extracción no es sustentable pudiendo tener efectos desastrosos en el ecosistema del humedal y la cuenca. En cambio la extracción del musgo Sphagnum o Pompón que crece sobre la turbera, puede ser una actividad sustentable siempre y cuando se realice siguiendo estrictas pero simples prácticas que permitan su regeneración (por ej. guía de ‘Uso Manejo y Protección del Musgo Sphagnum» publicado por el Fondo de la Innovación Agraria, 2009).

A pesar de que se habla de una extracción sustentable de Sphagnum, cabe mencionar que las turberas de la Patagonia tienen un carácter único mundial. Se ha demostrado que por las condiciones de muy bajas deposiciones de nitrógeno atmosférico en la Patagonia, el musgo Sphagnum absorbe nutrientes de manera mucho más eficiente que la misma especie en el hemisferio norte que presenta mayores deposiciones de nitrógeno. Otra característica de las turberas prístinas de la Patagonia es que tienen gran abundancia de plantas vasculares que no son comunes en otras turberas del mundo. Dos de estas plantas se caracterizan por tener raíces muy largas que llevan oxigeno a mayores profundidades, oxigenando las turberas y bajando las emisiones de gases  invernaderos como el metano. Tomando el ejemplo internacional de Finlandia y el nacional de la Patagonia, una tarea inmediata es evitar la explotación masiva de los pomponales  para no causar daños irreparables al medioambiente regional

Related posts