Cinco de nueve ¿no será mucho?

Con toda y su polémica, el test para detectar el consumo de drogas (cinco en total) conocido como narcotest, partió con los primeros controles a conductores durante el fin de semana recién pasado, eso sí, a nivel nacional, dejando más de un titular sorprendente por lo que ocurría frente a nuestra mirada en las carreteras, pero que solo se podía enfrentar a un alcotest. Aunque la polémica es grande debido a lo que puede y no detectar, al tiempo de permanencia de las drogas en el organismo y si considerará como droga, a las otras blandas, es decir a los medicamentos; entró en vigencia y ha arrojado que ya no solo es suficiente hacer campañas de prevención para no manejar si es que se va a beber, y aunque todo esto ha sido emoción de un solo día, nos deja en claro que hay mucho trabajo por hacer ya que el manejar bajo los efectos de una droga es similar o hasta peor que estar bajo los efectos del alcohol. Para sorpresa de los ayseninos, en una reciente conferencia de prensa, réplica a nivel nacional sobre los resultados en esta misma materia, las autoridades anunciaron que de nueve controles que se aplicaron, cinco conductores arrojaron resultados positivos, un número que para nada debe pasar desapercibido, y aunque el narcotest es solo la prueba inicial que deben pasar quienes son controlados, da luces de que hay que poner énfasis en la realidad que se está viviendo como región, donde ya no estamos alejados de las drogas como antes se creía. Seguramente, estas primeras experiencias permitirán a las autoridades generar nuevas y mejores políticas públicas al respecto, por ahora el programa Elige Vivir Sin Drogas, tendrá que ponerse las pilas y caminar a la par de estas nuevas herramientas, las que si se han introducido en el mundo de la seguridad vial, es para mejorar este sistema.

Related posts