Realidad económica de Aysén

No hay duda que iniciar todo acto de comunicación es y será siempre recomendable hacerlo con transparencia y con todas las cartas sobre la mesa. La discusión sobre cuál es o de qué está conformado el espectro económico y productivo de Aysén es tan antiguo como la creación de la región. Aysén tiene condiciones para el desarrollo forestal, los productos no madereros, lógicamente la pesca, minería y el turismo, esto ya lo sabemos.

La llegada del Presidente Sebastián Piñera a La Moneda en su segunda oportunidad sembró y comunicó múltiples y abundantes expectativas en lo económico. Sin embargo, al poco andar las cifras sobre empleo y actividad económica no son las esperadas. Por más que la macroeconomía pueda resaltar una que otra foto económica positiva, todo indica que el país no despega y menos es el paraíso para las inversiones y el desarrollo económico anunciado.

Si a este escenario, le sumamos el apriete de cinturón indicado como receta médica desde el ministerio de Hacienda, la cuestión financiera se pone más compleja aún. Aquí hay un punto esencial y diferenciador entre Aysén y otras regiones.

En nuestra región, cuando el Estado deja de invertir se nota y mucho. No se puede medir con la misma vara y no es lo mismo una apriete de costurón en la inyección de recursos en el Bio-Bio con la falta de inversión pública en Aysén. Mientras en el resto del país la relación es 70 a 30 en inversión privada, en Aysén es exactamente al revés.

Entonces, hoy son más reales que nunca las fundadas proyecciones de cesantía en la comuna de Aysén que podrían alcanzar los mil desempleados. Esto a raíz de despidos en la Minera El Toqui, Frio Sur y varias otras medianas y pequeñas empresas que están despidiendo trabajadores.

El Gobierno en Aysén y sus autoridades, debe ser claros, sinceros y proyectar las posibles implicancias que podría tener la lenta reactivación económica a nivel regional, el cierre de empresas, y las enflaquecidas ventas del comercio y el turismo.

En la plataforma que sea, ya que el Plan Aysén no aparece, se debe informar a la comunidad la realidad económica regional y lo que puede venir. Para eso hay ingenieros y analistas que se dedican a eso.

Related posts