Importancia del relacionamiento estratégico en el trabajo migratorio

Comisario Richard Biernay Arriagada, Jefe Departamento de Migraciones y Policía Internacional Coyhaique.

Los constantes cambios en la sociedad, el exceso de normativas en todo sentido, el auge de las comunicaciones globales, la inmediatez de la misma, los problemas de legitimación de las instituciones, entre otros factores, han generado que el trabajo gire desde la gestión operativa a una gestión en las personas, y con ello a un énfasis especial en la generación de relaciones y redes de contacto. Lo que, hasta hace unas décadas atrás se solucionaba con un trabajo de sol a sol para alcanzar una productividad pre establecida, hoy en día se soluciona por intermedio de la relación estratégica entre los actores que forman parte de un proceso determinado. Un ejemplo de ello es la Diplomacia internacional, pues gracias a ella, es posible evitar una solución armada a los problemas o conflictos entre los países.

El Relacionamiento estratégico, por lo tanto, resulta ser un concepto polisémico, pues conforme al sentido que tenga, a los actores que lo utilizan y la forma que ocupan para llevarlo a cabo, puede adquirir un sinfín de definiciones. Determinante resulta si, detenernos en el concepto de “estratégico”, pues es el adjetivo que en definitiva da el sustento a la relación que se construye. Al respecto, una definición simple, señalada por Nolberto Bobbio (1988), indica que es “la técnica al servicio del logro de un objetivo”. Por su parte la RAE señala dentro de sus acepciones: “arte, traza para dirigir un asunto”. En ambas definiciones dadas, se nos presenta una situación, que se debe resolver con el uso de determinadas herramientas, para efectos de esta columna, herramientas comunicacionales y de relacionamiento.

Sin el ánimo de hacer un ensayo académico al respecto, el estado del arte, indica que, en el concepto estratégico del relacionamiento, se deben complementar tres elementos esenciales, ellos son: la definición de los fines que buscamos, la delimitación de los cursos de acción que realizaremos, y la cantidad de recursos asignados de que contamos para lograr dichos fines. El arte, o técnica la que se refieren las definiciones de estratégica, ya señaladas, son precisamente las que se deben utilizar para lograr el adecuado balance entre estos tres elementos. En esta articulación surgen tres nuevos conceptos relevantes, y directamente relacionados: formular la estrategia, coordinar la estrategia, y aplicar la estrategia.

Es así, como la PDI, Institución policial profesional, con más de 85 años de historia investigativa, en su Plan de Desarrollo Estratégico Institucional 2017 – 2022, ha definido como uno de sus Objetivos Estratégicos el “Potenciar un mayor Relacionamiento estratégico”, particularmente de los directivos y actores que toman decisiones en la institución. Para ello es imprescindible generar y potenciar los vínculos con todos los socios estratégicos, propiciar la retroalimentación de los actores sociales, y dar a conocer el trabajo especializado que realiza la institución, elementos clave para lograr ser un referente en Latinoamérica en los próximos 15 años.    

A nivel regional, nuestra PDI, y particularmente el Departamento de Migraciones y Policía Internacional Coyhaique, mantiene una estrecha relación con diferentes actores sociales, en materias migratorias: Dentro de ellos se puede nombrar a: Intendencia regional de Aysén; Gobernaciones de Coyhaique y Capitán Prat; Secretarías regionales ministeriales de Justicia, Desarrollo Social, Salud; Fondo de Solidaridad e Inversión Social; Registro Civil e Identificación; Asociación de Migrantes Sur y Centro Americano, Asomisca y Coordinación de los inmigrantes Haitianos de la Patagonia de Chile, Cihpac; todos con quienes existe una relación de confianza, cercana, fraterna, proactiva, colaborativa; y lo más importante, resolutiva. 

Related posts