El frío ya viene

El sol poco a poco se va retirando y con ello las bajas temperaturas que acompañan al otoño se hacen sentir cada vez más en un indeciso clima que durante todo el verano nos ha jugado malas pasadas y como recompensa sol ha dado escasos días súper calurosos. Con mínimas que oscilan entre 1 grado y 7, con máximas que ya no llegan a los 20 grados, los chocos ya están apilados en las leñeras de los hogares como esperando para ser lanzados a la combustión que según expertos, van a arder más que nunca, porque como si las tijeretas lo avisaron, este será un invierno más fuerte que el del año pasado y ante eso, nadie quiere quedar sin su calefacción asegurada, leñita pa´ no dejar que la casa se enfríe. Mientras que fuera de nuestras burbujas casas, el aire denso que pareciera neblina se apoderará de nuestros organismos, enfermándonos lentamente.

Este es el panorama que nos espera nuevamente y ya debemos estar preparados, porque la burocracia aún sigue siendo lenta para reaccionar rápidamente como la comunidad espera. En diciembre se dijo estaría finalizando la mesa por la descontaminación para posteriormente procesar la información, analizarla y sacar las conclusiones –que todos ya sabemos-, sin embargo, llegaremos a abril y parece ser que aún no estarán listos los resultados. El PDA por material particulado 2.5 también se encuentra en stand by o al menos no conocemos mayores detalles lo que retrasa también su aplicación. Este invierno definitivamente no habrá retroceso del humo.

Un trabajo grande, un desafío enorme sin duda el poder decir “esta es la solución”, pero el ir fijando un camino a seguir es importante para que así cada administración continúe y no retroceda en esta misión que ya es de Estado. Vivienda, salud, energía, medio ambiente, son carteras que juntas deben trabajar, y hasta el momento no se ha establecido una ruta para la descontaminación, la cual es de vital importancia.

Related posts