Prevenir antes que lamentar

Prevenir es mejor que apagar incendios. Esta es la premisa por la que el país debe empezar a apostar para terminar con el problema de cada verano. Y es que por alguna razón hay quienes tienden a imitar acciones negativas y ante eso es mejor actuar antes que todo se salga de control.

Conaf y especialistas en estos desastres siempre advierten que en un 99% los incendios forestales son causados por irresponsabilidad o total conciencia del hombre; entonces hay que llegar totalmente con el mensaje al público objetivo; la comunidad. Si bien es cierto, existe un trabajo preventivo que año a año se realiza con anticipación al verano y a episodios de calor, pero al parecer la estrategia no está funcionando por completo, pues sucesivamente ocurren siniestros, los que posteriormente derivan en investigación, pero que por lo general resulta sin reales culpables.

En tanto y respecto de imitar, vimos que hace poco en otra región se captó en imágenes a jóvenes prendiendo fuego en pastizales y sorpresivamente la misma escena se repitió en Aysén, siendo capturados in fraganti dos menores de edad. Esta situación no se puede seguir permitiendo y por ello es que las entidades correspondientes deben aplicar un trabajo más minucioso y riguroso a la vez.

Cuando se logren extinguir por completo los dos incendios forestales de Aysén, los resultados que se observarán desde lo alto serán desastrosos, teniendo en cuenta que son miles las hectáreas de bosque nativo que han muerto. La prevención entonces es clave, actuar desde la enseñanza pre básica es importante para marcar el futuro.

Related posts

Leave a Comment