Fabian Aniñir, concejal PS de Aysén: “La Intendenta no da garantías ni seguridad en un conflicto”

La autoridad comunal emplazó a la Intendenta Regional de Aysén a asumir su responsabilidad ante la represión que se desató en medio del pueblo Mañihuales, al lado de un jardín infantil y que dejó a un dirigente herido en la cabeza por una lacrimógena disparada a corta distancia. 

Puerto Aysén.-  Molesto y preocupado se mostró el concejal de la comuna de Aysén, Fabián Aniñir, ante la “represión” desatada la semana pasada contra trabajadores de la Mina El Toqui y la comunidad de Mañihuales, quienes luego de días de conversación infructíferas por el pago de sus sueldos, no lograron jamás hablar directamente con la Intendenta Regional, Geoconda Navarrete, pese a que esta última se trasladó en helicóptero de Carabineros hasta la localidad. El concejal socialista, que estuvo gran parte de las jornadas acompañando a los trabajadores y la comunidad, dijo que la “responsabilidad política de no haber realizado una lectura clara del conflicto y de dar la orden a Carabineros no es de nadie más que de la Intendenta Geoconda Navarrete”. 

Fabián Aniñir Vázquez, concejal de la comuna de Aysén, explicó que lo que se vio en este conflicto fue una secuencia de fracasos liderados por el ejecutivo, primero con el Gobernador de Coyhaique Pablo Galilea y luego la Intendenta Regional, Geoconda Navarrete. “Hubo tres reuniones que fracasaron, las gestiones que lideraron desde el ejecutivo no dieron ninguna solución a los trabajadores de la Mina El Toqui. Siempre existió la voluntad de los trabajadores para conversar, llamaron a la Intendenta Regional recurrentemente. Testigo de esto es el Seremi de Minería, sin embargo, la Intendenta desestimó estos espacios y se escudó en gestiones que se estaban haciendo supuestamente a nivel central; luego, cuando ella se desplaza en helicóptero de Carabineros hasta Mañihuales, decidió no reunirse con los trabajadores y comenzar con la represión. Una verdadera burla”.    

Es ahí donde el concejal socialista dice que se comienzan a gestar los errores más graves, puesto que el puente Ñirehuao, ocupado por los trabajadores, se encuentra en medio de la localidad, al lado de un jardín infantil y un supermercado. “En el minuto que interviene Carabineros había mucha comunidad apoyando a los trabajadores, muchos de ellos familias de los afectados, niños, adultos mayores y mujeres. Aquí hay una muy mala lectura del ejecutivo al asegurar que esta movilización no contaba con el apoyo de la comunidad y desplegar a Fuerzas Especiales contra vecinos y vecinas, contra civiles”. 

“La responsabilidad de enviar Fuerzas Especiales, dar la orden de reprimir, es de la primera autoridad regional y por lo tanto, muchos quedamos claros y con la sensación que esta Intendenta no nos da garantías de que en un conflicto se tomen buenas decisiones. Parece que no se ha aprendido nada con casos tan emblemáticos y lamentables como el caso de Camilo Catrillanca o el Movimiento Social; aquí estuvimos a punto de que sucediera algo mayor, es más, un dirigente resultó herido porque se le disparó una lacrimógena a la cabeza a muy poca distancia, quedando con una gran herida en la cabeza. La Intendenta Regional debe asumir su responsabilidad política por negarse al diálogo, trasladar Fuerzas Especiales y dar la orden de actuar en un entorno ciudadano, en medio de un pueblo que solidarizaba con los trabajadores”.

Related posts

Leave a Comment