Humo blanco en manifestación de trabajadores de “Minera El Toqui”

Luego de cerca de 20 días de movilización, conversaciones con el Gobierno y enfrentamiento con Fuerzas Especiales, los trabajadores lograron su objetivo de recibir sus sueldos adeudados, esto después de largas horas de reunión donde participaron la Intendenta Regional de Aysén, junto al Seremi de Minería, Julio Zúñiga, y los dirigentes de los trabajadores y asistentes de la Mina El Toqui. El humo blanco salió pasada la medianoche del viernes 18 de enero, donde los trabajadores liberaron y limpiaron el acceso del puente Ñirehuao.

Acuerdo

Siete fueron los puntos que acordaron el Gobierno y los sindicatos de la Mina El Toqui. Uno de los puntos dice relación con que las autoridades deberán “reunir la información necesaria, para clarificar la posibilidad de gestionar mecanismos que acorten los tiempos de cancelación de dineros adeudados a trabajadores”.

Además, las partes acordaron “oficiar al Director Nacional del Servicio de Impuestos Internos, con la finalidad de obtener un pronunciamiento oficial respecto de la liberación de los recursos por ese servicio, retenidos a la empresa, y consultar a su vez, por la pertinencia legal de que estos recursos sean destinados a la cancelación de los finiquitos adeudados a los 46 trabajadores y lo restante para el pago a los trabajadores vigentes”.

Junto a lo anterior, los firmantes manifestaron su voluntad de mantener una “comunicación permanente” a través de la mesa de negociación, a fin de resguardar “las remuneraciones y derechos laborales de los trabajadores” y “buscar las alternativas que permitan avanzar con la continuidad productiva de la empresa”.

Los trabajadores, en tanto, se comprometieron a “presentar a la mayor brevedad ante los tribunales laborales, las demandas necesarias para resguardar los intereses y derechos de los trabajadores”, lo que derivó finalmente en “reestablecer y mantener el normal tránsito en las vías regionales, con el compromiso de las autoridades regionales de gestionar los puntos antes señalados, cuyos avances serán debidamente informados en la mesa de trabajo”.

La primera autoridad regional, luego de firmar el documento, manifestó que esta mesa de trabajo va seguir funcionando de aquí hacia adelante para ir abordando cada uno de estos puntos, que son vitales para los trabajadores”, agregando que “hemos logrado esta tranquilidad para todos en base a confianza, diálogo y esperamos que toda nuestra región pueda seguir con su normal desarrollo este verano”.

El Seremi de Minería, Julio Zúñiga, planteó que “ha sido una jornada larga, pero resaltamos el compromiso que asumimos desde el principio, que es trabajar en conjunto por las remuneraciones de los trabajadores y apoyarlos en todo lo que viene. Se vienen otros desafíos y los queremos abordar junto a ellos”.

Marcelo Vargas, dirigente de los trabajadores, partió por “agradecer a las autoridades, creo que esto se ha hecho con transparencia –de todo el trabajo que hemos desarrollado- y si bien este es un primer documento, hemos estado trabajando muchas semanas atrás con la Intendenta y los Seremi de Minería y del Trabajo; esto viene a cerrar una primera etapa. Los trabajadores que están con contrato vigente ya están con sus sueldos en sus manos. Ahora nos queda trabajar por 46 trabajadores que están con sus finiquitos impagos. Este acuerdo es muy importante”, sentenció el presidente del Sindicato de Supervisores Mina El Toqui.

Cabe destacar que la tarde del viernes la Intendenta y los Seremi de Minería y Economía, se reunieron con los trabajadores; instancia en la que primó el diálogo y el ánimo de avanzar en allanar el camino para una pronta solución.

En tal sentido, se cumplió con el acuerdo de enviar un oficio al Servicio de Impuestos Internos (SII).

Fuerzas Especiales

Luego que por casi una hora, Fuerzas Especiales se enfrentaran con los trabajadores de la minera, oportunidad donde uno de ellos resultó con lesiones graves, quedaba la interrogante de quién dio la orden de actuar a Fuerzas Especiales. La Intendenta Geoconda Navarrete señaló que “hay un mandato constitucional de resguardar el orden” y enfatizó que “aquí no ha habido una orden de la Intendenta, pero sí hay un mandato legal que ellos cumplen. Ahora, por lo mismo, yo no quiero volver a ver una situación así”, afirmó.

Related posts

Leave a Comment