En caso de detención de estudiante de la UACh y omisión de pruebas exculpatorias: Prefecto de Carabineros de Aysén queda con arraigo nacional por obstrucción a la investigación

Con arraigo nacional quedó este lunes el segundo hombre en la línea de mando de Carabineros en la región de Aysén, luego que el Juzgado de Garantía lo formalizara por obstrucción a la investigación. Aun cuando el Ministerio Público había solicitado la medida cautelar de prisión preventiva para el alto oficial con 29 años en la institución uniformada, el juez Mario Devaud Ojeda decretó el arraigo nacional –otorgando un plazo de 120 días para completar la investigación–, considerando la irreprochable conducta anterior del imputado, quien es el Jefe de la Prefectura de Aysén, coronel Pablo Capetillo Contreras.

Cabe recordar que los hechos que dieron origen a esta causa se remontan al 6 de noviembre pasado, cuando tras una marcha estudiantil –enmarcada en las movilizaciones sociales del último tiempo–, se produjeron disturbios en los que algunos manifestantes se enfrentaron con la policía en la intersección de avenida Ogana con Campo Alegre, en la salida sur de Coyhaique. En la ocasión, las Fuerzas Especiales de Carabineros recurrieron al zorrillo y el guanaco para disolver la manifestación. En dicho lugar un sargento de la institución fue herido en su rostro producto de una pedrada lanzada por un desconocido y que lo impactó en la zona bucal, provocándole graves lesiones que incluyeron pérdida de piezas dentales.

Tras ello, mediante apremios ilegítimos efectivos policiales detuvieron al estudiante de 19 años de edad, alumno de primer año de Agronomía de la Universidad Austral de Valdivia, Campus Patagonia (Coyhaique) Martín Sanhueza Mascareño, siendo sindicado por los miembros de la patrulla como autor del piedrazo que hirió al sargento.

Al día siguiente el estudiante fue llevado al Juzgado de Garantía de Coyhaique, cuya magistrada Cecilia Urbina al observar el vídeo que le exhibió la defensa del imputado declaró ilegal la detención por haberse realizado con apremios ilegítimos por parte de Carabineros, decretando su inmediata libertad con la medida cautelar de arresto domiciliario nocturno y arraigo regional, decisión que fue apelada por la Fiscalía, basada en el testimonio de siete carabineros que aseguraban haber visto a Sanhueza arrogar la piedra que causó las lesiones al sargento Nelson Carreño Orellana, la que solicitó prisión preventiva por 90 días, recurso que la Corte de Apelaciones ratificó, decretándose el ingreso del estudiante al penal de Coyhaique.

No obstante, el 10 de noviembre la defensa puso a disposición del Ministerio Púbico un video que exculpa la estudiante del cargo imputado. En la pieza se aprecia que quien arrojó la pedrada que hirió al efectivo de FF.EE. no fue Martín Sanhueza, prueba que fue puesta en conocimiento del juez Mario Devaud, quien ordenó que el joven fuera puesto en libertad sin ninguna medida cautelar.

Vuelco en la investigación

A raíz de la libertad decretada en favor del estudiante, la Fiscalía Regional de Aysén volcó la mirada hacia el actuar de Carabineros, comenzando por poner en tela de juicio la contundencia de las grabaciones utilizadas para sindicar a Martín Sanhueza como la persona que agredió al sargento de FF.EE.

“Dichos videos no fueron aportados a la investigación y se negó su existencia hasta que fueron incautados judicialmente”, expuso en la audiencia de este lunes el Fiscal Luis González Aracena, quien junto al jefe de la Unidad de Análisis Criminal, SACFI, Patricio Jory, se presentó en el tribunal en representación del Ministerio Público.

“La Fiscalía –dijo González luego de la audiencia– entiende que al menos él (el coronel Pablo Capetillo) ocultó un video personal (capturado con su teléfono celular) y un video institucional (capturado por el asesor comunicacional de Carabineros) que daban cuenta de la inocencia del imputado (Martín Sanhueza) que se encontró, incluso, en medida cautela de prisión preventiva por esos hechos en la causa”.

“La sensación es de que el trabajo se ha realizado, que la investigación está en curso; los antecedentes son lo suficientemente graves como para formalizar al imputado (coronel Capetillo), pedir cautelares, decretarlas, no las que el Ministerio Público consideraba relevantes”, sostuvo el persecutor.

“El equipo policial –añadió el fiscal– que estuvo en el procedimiento, que concurrió al mismo determinó que el asesor comunicacional de dicha Prefectura concurriera a grabar imágenes a las protestas y manifestaciones sociales aquel día (el 6 de noviembre) y que Carabineros, en poder de esas grabaciones, al menos seis videos que eran del procedimiento fueron puestos a disposición de la LABOCAR, y solo cuando se determinó algún tipo de duda respecto a la participación del imputado el señor Pablo Capetillo, Prefecto de Aysén, segundo al mando en la región, ordenó a los equipos policiales ocultar dicho video, excluirlo de la pericia y no aportarlo al Ministerio Público”.

“Eso es de la más absoluta gravedad y, por tanto, ha sido formalizado por obstrucción a la investigación, lo cual ha sido dado por acreditado por parte del tribunal, y además su participación ha sido vinculada por todos los videos que se le encontraron en su teléfono y en poder de Carabineros; acá se hicieron diligencias de entrada y registro de incautación en Carabineros de Chile, hallando dicho video ocultado por parte dela institución. No estamos hablando del video encontrado en el teléfono particular del imputado, sino hablando de videos que fueron levantados por los equipos policiales que fueron entregados al LABOCAR por orden del Ministerio Público y donde el imputado ordenó excluirlos porque era dudosa la participación del señor Sanhueza Mascareño. Ese hecho es de la más absoluta gravedad.

“En la causa –explicó– hay una entrada y registro a la Primera Comisaría de Carabineros de Chile por orden judicial donde se incauta el video ocultado; segundo, hay dos oficiales de Carabineros de Chile contestes en que luego de haber manifestado al coronel Capetillo que ese video daba cuenta de la no participación del imputado, él ordenó directamente. Luego de analizarlo, excluirlo. Por tanto, hay dos testimonios del jefe del LABOCAR, de un subprefecto de Carabineros de Chile de la zona, y además, el hallazgo por incautación en poder de Carabineros de un video institucional de aquellos hechos. Además de que el teléfono personal del señor Capetillo había un segundo video que también excluía la participación de parte del imputado. Esos antecedentes hablan de una acción personal con videos particulares, e institucional de obstrucción a la investigación, y por tanto, la figura de la gravedad por lo cual el Ministerio Público incluso hoy (ayer) pidió prisión preventiva”, finalizó.

La versión de la intendencia

Dado que la Intendencia Regional de Aysén se querelló contra todos quienes resulten responsables de la agresión contra el sargento Nelson Carreño, este caso también continuará su curso por esa arista, cuestión que el propio fiscal Luis González aclaró mientras exhibía las pruebas que exculpan al estudiante de Agronomía de la UACh.

Con el fin de conocer la reacción de la primera autoridad regional en relación al revés que implica para el Ministerio del Interior que la Fiscalía le impute cargos al segundo hombre de Carabineros en la región, Diario de Aysén concurrió hasta el edificio de la intendencia, lugar donde el gobernador de Coyhaique Pablo Galilea se encuentra subrogando a la titular.

-En su calidad de intendente subrogante, ¿puede decirnos de quién depende en términos políticos y administrativos Carabineros de Chile?

-Del Ministerio del Interior

-Esta intendencia, que depende igual que Carabineros del Ministerio del Interior, presentó una querella contra el estudiante Martín Sanhueza Mascareño, basada en el testimonio de siete carabineros que lo sindicaban como el agresor del sargento de FF.EE.; los hechos posteriores han demostrado que las evidencias presentadas por Carabineros ante el Juzgado de Garantía no eran suficientes para inculpar al imputado, ¿es posible que esta intendencia ingrese una querella sin verificar la fidelidad de las pruebas?

-Como Ministerio del Interior, como intendente subrogante o como gobernador, no me puedo pronunciar sobre una investigación que está en curso por parte del Ministerio Público. Creo firmemente en la independencia de los Poderes del Estado.

-¿Ha tenido oportunidad de conversar con la familia del estudiante?

-Conozco hace muchos años a Patricio Sanhueza, él se acercó a mi oficina de la gobernación en nombre de la familia a solicitarme la autorización de la marcha cuando su hijo estaba detenido; conversamos largamente, yo me pongo como papá en el lugar de él, de esa familia, veo el tema humano, y por lo mismo me ofrecí dentro de mis posibilidades y respetando la independencia de los Poderes del Estado poder ser puente con el gobierno, con Carabineros para producir una conversación que no solo considero necesaria en este lamentable acontecimiento, sino también necesario para toda la sociedad y, en particular, para una región como esta.

-¿Cómo le fue?

-Esa conversación (con el gobierno y Carabineros) no quedó más que en eso, no se ha concretado nunca más una conversación, más allá de mi voluntad como Pablo Galilea de contribuir a disminuir el dolor que esa familia estaba padeciendo mientras su hijo estaba detenido.

loading...

Related posts