Ícono de conectividad

Lo que ocurre hoy en la comuna de Cochrane, sobre las prístinas y rebeldes aguas del emblemático río Baker, sin duda será un hito histórico para pobladores de sectores aledaños, pues hasta hace poco contaban con una pasarela que si bien les permitía cruzar el río, esto se traducía en un peligro constante, además de tener sus limitaciones debido al tonelaje, entre otras cosas.

Desde hoy, quien quiera cruzar el Baker, lo hará mediante un puente mecano, el primero sobre este extenso y caudaloso río, pero lo más importante, la conectividad se ha visto reforzada, ya que a partir de este corto tramo, los sectores podrán desarrollar más sus potencialidades, el turista podrá llegar con mayor seguridad hacia el otro lado, y sobre todo, los vehículos de productores podrán transitar sin el temor de debilitar la antigua pasarela.

Para alguien que tiene de todo en su ciudad, la instalación de un puente en la comuna de Cochrane puede significar una noticia más, pero para quienes deben cruzar esta zona, es un cambio radical en sus vidas, y efectivamente de esto se trata el fortalecer la conectividad regional, la conectividad interior, permitirle a los pobladores el poder surgir, trasladar sus productos, seguir creciendo como localidades a través de un puente que sin duda para ellos es un gran sueño hecho realidad.

Así se espera que la región de Aysén, que en todas sus comunas presenta necesidades de conectividad, permita a sus habitantes experimentar cómo mejora la calidad de vida con la instalación de un puente o la construcción de un camino asfaltado. Y este trabajo, depende mucho de las autoridades, en quienes la gente ha depositado sus esperanzas para lograr el desarrollo prometido y deben esmerarse por cumplir.

loading...

Related posts