Alcalde Huala hizo un llamado a la conciliación y pidió al Gobierno que se reúna con miembros de la Mesa de Unidad Social

El alcalde de Coyhaique Alejandro Huala hizo un sentido llamado a la conciliación y a la unidad social frente a los lamentables hechos de violencia que han sucedido durante los últimos días y que principalmente han afectado a vecinos y comerciantes de la capital regional de Aysén.

Al respecto el jefe comunal sostuvo que  “hemos sido enfáticos en que rechazamos cualquier tipo de violencia, sea ejercida por la autoridad o por un pequeño grupo de personas y así como todos buscamos la paz, estamos seguros que no la conseguiremos sin diálogo”. La comunidad nos ha solicitado como concejo y municipio a que seamos categóricos en rechazar la violencia y así lo hemos hecho desde el primer día. Rechazamos cualquier acto de violencia o vandalismo, pero con la misma convicción hacemos un llamado a las autoridades de gobierno y sobre todo al Presidente Sebastián Piñera a escuchar a la ciudadanía,  porque sabemos que no se puede ignorar a la comunidad  y esperar que todo siga normal”.

El alcalde se comprometió como presidente del Concejo Municipal  junto a los concejales en la última sesión de Concejo a hacer un llamado hacia la conciliación, precisando que las manifestaciones han sido en su inmensa mayoría absolutamente pacíficas. Asimismo indicó “queremos expresar nuestra total disposición a facilitar las condiciones para que no existan más enfrentamientos, pero tenemos la certeza de que las manifestaciones no van a terminar mientras no se acojan las demandas ciudadanas. Esto no puede ser un diálogo de sordos, aquí hay millones de personas marchando en paz, demandando una sociedad más justa. El modelo económico es violento, no podemos hacer un llamado a la paz sin hacer un llamado a escuchar al pueblo, la paz es el respeto a las instituciones, sí, pero también el respeto a las personas y hoy millones están pidiendo vivir en paz, pero en justicia”.

 Al respecto, el concejal Ricardo Cantín precisó “hago un llamado a la unidad y a la conciliación a todos nuestros ciudadanos  y ciudadanas;  en lo personal yo apoyo todas las demandas y creo que tenemos una gran oportunidad como sociedad de obtener resultados positivos con todas estas demandas y en democracia que harta falta nos hacía, pero rompiendo, incendiando y  saqueando no vamos a llegar a ninguna parte ya que la violencia sólo genera más violencia de parte del Estado. Cuidemos lo que tenemos, ningún gobierno de los que han pasado se han preocupado mayormente de la región de Aysén por tanto llamo a mi gente a aislar a este puñado de personas que generan estos destrozos en nuestra capital regional”.

 Ximena Carrasco, concejala de Coyhaique agregó que “nuestra comuna solicita y aúna nuestras voluntades para lograr la paz y un acuerdo de no más violencia. Un acuerdo por un país  más justo  y por una nueva Constitución. Hoy Chile nos pide y exige unidad, grandeza, generosidad y patriotismo”.

El alcalde de Coyhaique, expresó “queremos solicitar que el gobierno se reúna con los miembros de la Mesa de Unidad Social, para realizar un diálogo libre de encasillamientos ideológicos.  Rechazamos la violencia de los saqueos a supermercados  y destrucción de los espacios públicos, pero también rechazamos  los saqueos de nuestros recursos naturales, la crudeza de no saber cómo llegar a fin de mes, del terror a enfermarse o llegar a la tercera edad o el miedo a respirar en invierno,  por lo que estamos convencidos que para obtener la conciliación en nuestra nación debemos terminar con todo tipo de violencia y con verdadera humildad escuchar al pueblo”.  

Cabe destacar que en la sesión, a donde acudieron invitados representantes del comercio local para dialogar con las autoridades municipales sobre los desórdenes, el concejal Patricio Adio fue increpado por un comentario emitido a través de su cuenta personal de Facebook el primer día en que se realizaron movilizaciones en Coyhaique, donde señala expresamente “…vamos juventud a nosotros ya nos cagaron”, entre otros términos que fueron indicados en la sesión como incitación a la violencia; ante lo cual Patricio Adio simplemente no quiso responder, generándose un ambiente tenso por la contradicción del llamado a la tranquilidad que emitió la casa edilicia.

loading...

Related posts