Julio Uribe, expresidente del Core y mayor expectativa ciudadana por el organismo: “(Antes) la mayoría de la gente ni siquiera sabía que existían los cores, pero hoy estamos en el ojo del huracán”

Por Patricio Araya González

El pasado lunes 4 de noviembre Diario de Aysén publicó parte de un informe elaborado por profesionales de la Biblioteca del Congreso Nacional (BCN), que da cuenta de serias deficiencias del trabajo que realiza el Consejo Regional de Aysén.

El exconsejero Julio Uribe Alvarado –quien en junio de este año renunció al órgano que integró durante 11 años y que presidió en los últimos cuatro para postular a la alcaldía de Puerto Aysén–, conversó con este medio respecto a la génesis y efectos del revelador documento presentado en marzo de 2019 por la BCN ante la Comisión de Régimen Interno del Core.

“Este informe de la BCN –explica Julio Uribe– nace de un proyecto de gobernanza hecho en 2014 por la Universidad de Playa Ancha, a través de los Fondos de Innovación para la Competitividad (FIC); de ahí surge un primer informe que detecta algunas falencias que tenía el Consejo Regional. En ese momento yo presidía la Comisión de Ciencia y Tecnología, luego, al asumir como presidente del Core, junto a la secretaria ejecutiva Luz María Vicuña, comenzamos a trabajar en un convenio de capacitación con la BCN, con el fin de tener argumentos técnicos para fortalecer el trabajo de la secretaría ejecutiva”.

De esta manera, se llegó a un documento que suscribirían a fines del 2017 la entonces intendenta de Aysén Karina Acevedo y el director de la BCN; no obstante, ello no se concretó sino hasta el año siguiente, al asumir la actual intendenta. “Así fue como pudimos contar con una evaluación técnica de cuáles eran las deficiencias del trabajo de la secretaría ejecutiva. Al comienzo de nuestro período (2014) teníamos solo dos asesores (secretarios) al servicio de los consejeros regionales; hasta llegar a los actuales cinco, que ha sido el resultado de esto (de las sugerencias realizadas por la BCN)”.

Cabe destacar que uno de esos tres nuevos asesores del Core es el ingeniero agrónomo Ramón Henríquez Raglianti, hermano del actual seremi de Agricultura Felipe Henríquez Raglianti. “Antes que yo renunciara al Consejo llegó don Ramón para reforzar la secretaría ejecutiva, él también fue seremi de Agricultura (…) eso también demuestra que este informe de la BCN ha estado dando resultados, fortaleciendo el trabajo de los consejeros”.

-De todas las falencias que detectó el informe de la BCN y de todas las recomendaciones que entregó, ¿usted está diciendo que con la incorporación de una sola persona se están superando las debilidades del trabajo del Core?

-No. Este informe comenzó a dar resultados desde que ya se estaba trabajando y se empezó a decir que faltaba potenciar la secretaría ejecutiva se dio el sustento técnico para fortalecerla.; desde ahí se fue reforzando.

-Sin embargo, dentro de las incorporaciones figura el Ingeniero Civil en Obras Civiles Luis Hueicha, quien además es experto en mecánica de suelo, ¿acaso no es un profesional sobre calificado para tomar actas?

-Cuando se hace la solicitud al Ejecutivo (Intendencia), si bien se piden determinadas competencias, no necesariamente el Ejecutivo envía lo que se solicita; pero tampoco cuando llega la persona uno puede rechazarla porque no responde al requerimiento que se ha hecho.

-Los profesionales de la BCN evidenciaron algunas falencias en la exposición de los proyectos que el Ejecutivo realiza ante el Consejo Regional, ¿usted cree que es posible mejorar eso?

-El Ejecutivo trabaja con los sectores que traen los proyectos, normalmente estos vienen con una presión social, la que luego es traspasada al Ejecutivo y eso hace que entren a último momento a la secretaría ejecutiva para ser incluidas en las tablas del Core (comisiones y posterior plenario); muchas veces dejamos temas para el siguiente Core porque no llegaban antes de las 48 horas, no estaban los informes y las presentaciones que requeríamos tener a disposición para estudiarlas antes de la sesión.

-¿Más que de improvisación, usted hablaría de presión?

-Todos los proyectos que se ejecutan es porque existe una falencia en alguna parte; si uno quiere construir una cancha es porque los clubes deportivos, la junta de vecino lo están pidiendo, así se van dando plazos hasta que se genera una presión social y los proyectos tienen que salir, y es esa presión la que llega al Core.

Uribe explica que lo anterior es un efecto de la descentralización, ya que cuando los consejeros regionales eran designados por los concejales, esa presión no existía. “La mayoría de la gente ni siquiera sabía que existían los cores, pero hoy estamos en el ojo del huracán; ello también ha llevado a que el Core tenga otra mirada”, nuevo perfil que para el expresidente justifica la existencia del convenio de cooperación técnica con la BCN, con el fin de mejorar la gestión de los cores. “Todo un orgullo, somos el único Consejo en el país que tiene este convenio”.

Los ojos puestos en Aysén

Luego de once años en el Consejo, Julio Uribe renunció para iniciar una aventura personal: ser alcalde Puerto Aysén, ciudad donde nació, se crio y ha hecho gran parte de su vida. Y allí se acaba de encontrar con un conflicto político insospechado. Tras la renuncia a fines de octubre del alcalde (UDI) Oscar Catalán para postular al cargo de gobernador regional, los ánimos en el Concejo Municipal porteño quedaron bastante alterados, luego que no se cumpliera el acuerdo para ungir a la concejala más votada (la RN Ximena Novoa) como sucesora del renunciado edil, siendo elegido el UDI Luis Martínez. Escenario que Uribe interpreta como una forma errónea de priorizar el desarrollo de la comuna.

“Durante todos los años que estuve en el Consejo Regional siempre me cuestioné cómo habían alcaldes de comunas muy pequeñas que llevaban tantos recursos para sus comunidades; en cambio, en Puerto Aysén, siendo el segundo municipio más grande de la región, no teníamos esa cantidad de ejecución de proyectos del FNDR y sectorial”.

-¿Qué proyectos importantes se podrían haber promovido desde la alcaldía?

-Cuando vemos que en Puerto Cisnes se hacen costaneras gigantescas con inversiones millonarias del MOP y nosotros en Aysén las hacemos con FRIL, o las hacemos con proyectos municipales, pudiendo invertir ese mismo trabajo de profesionales en otros proyectos, (la ideas es) que sean los sectores los que se hagan cargo de las costaneras. Eso me lleva a preguntarme por qué aquellos alcaldes lo hacen de esta forma, hacen terminales de buses, mercados en sus localidades y nosotros no.

Ese fue el acicate que lo impulsó a ir en búsqueda del sillón municipal de su comuna. “Ese el origen de mi deseo de querer un nuevo Aysén, y eso se evidenció en las elecciones anteriores; yo solicité durante todo un año a través de una mesa en la Nueva Mayoría, que como Puerto Aysén exigiéramos primarias, yo me preparé para esas primarias, y luego enfrentarme con Oscar Catalán”.

-¿Qué pasó, entonces?

-Las cosas se manejaron en Santiago, nombraron un candidato a dedo y quedé afuera, sin primarias.

-Al final, ¿quién fue el candidato?

-Sergio González (DC, actual presidente del Core). A él lo ungieron para que fuera el candidato de Aysén, pero no llegó a ser candidato porque no tuvo el respaldo de los demás partidos (de la Nueva Mayoría).

A casi cuatro años de ese momento, hoy día Uribe se lanza a una piscina con muy poca agua, ya que para poner su nombre en la papeleta municipal de octubre de 2020 debió dejar de ser consejero y renunciar a su militancia radical, tienda a la que entró a los 18 años. Asegura que, no obstante, la decisión fue estratégica. “Al renunciar un año antes al Core no podía estar todo el año con la úlcera en la mano a ver si mi partido me iba a inscribir”.

Piensa que su base electoral está en Puerto Aysén, donde obtuvo la votación más alta a nivel regional como consejero. “El 98 por ciento fue de la comuna de Aysén”. De ganar las próximas municipales, dice que priorizará las necesidades e inquietudes de los habitantes de la comuna con un foco bien definido: el fomento productivo.

“Hablando de este descontento social que hoy existe, cuando uno está cercano a la comunidad lo primero que le manifiestan son los bajos sueldos, poco trabajo. El municipio tiene herramientas para apoyar en estas materias y el Gobierno Regional tiene los fondos”, y en esta línea Uribe relata que “tenemos un equipo muy fuerte en cuanto a fomento productivo que me gustaría potenciar a través de una corporación de fomento productivo, una entidad diferente al municipio actual; hoy existe una oficinita de fomento productivo, pero a mí me gustaría hacer una corporación para apalancar recursos del Gore, así como de los diferentes sectores (ministerios) para potenciar ideas de trabajo con el fin de aprovechar nuestros recursos naturales para darle trabajo a la gente”.

El exconsejero explica que en el mar existe una enorme cantidad de recursos naturales que no han sido explotados durante los últimos 25 años debido a la marea roja. “Tenemos un estudio realizado por un instituto profesional que señala que las jaibas pueden ser engordadas con mariscos contaminados con marea roja sin que ellas transmitan la toxina al ser humano; ese proyecto está guardado en un escritorio. Nosotros vamos a sacarlo de ahí y haremos que nuestro litoral, empezando por Puerto Aguirre, donde se desarrolló el estudio, entre en la dinámica del fomento productivo”.

Uribe no solo está mirando al mar, también pone énfasis en el desarrollo de otros productos en abundancia en la comuna que pretende dirigir, como los frutos silvestres y la lana. “Hay un fruto considerado como súper alimento, el calafate, un potente antioxidante que disminuye la glicemia y mejora el colesterol; en Aysén lo tenemos como plaga por lo que siempre ha sido mal mirado, pero tiene un enorme potencial de desarrollo económico, por ello pienso que podemos hacer plantaciones de calafate y desde esa posición potenciar el desarrollo productivo a partir de nuestros productos naturales, sacando de la pobreza a muchos campesinos.

Algo similar es lo que pretende hacer con la producción de lana de oveja, a la que piensa agregarle valor en su proceso productivo. “Debido al cierre de la mina El Toqui Mañihuales quedó debilitado económicamente, ahí tenemos que hacer un trabajo con la lana; hoy día se vende a 600 pesos el kilo, pero con el convenio que firmó Agricultura se venderá a dos mil 500 pesos. La lana hecha cordón está sobre los 25 mil pesos. Tenemos que agregarle valor y no exportarla solo como materia prima”.

El excore, quien hoy día camina como cualquier otro ciudadano por las calles de Aysén, envía una señal tranquilizadora al mundo municipal. “La municipalidad va a seguir funcionado con sus mismos funcionarios, no quiero echar a nadie; durante el primer año mi equipo se va a dedicar a la corporación de fomento y a producir, a realizar proyectos para que nuestra gente tenga trabajo”.

Una ciudad multicolor para combatir la depresión en Puerto Aysén

Consciente de las implicancias de las enfermedades mentales en la vida de las personas a nivel individual, y de cómo ello termina incidiendo en el desarrollo de la comunidad, el futuro candidato a alcalde tiene claro que como municipio hay que enfrentar un problema que caracteriza a la ciudad: la alta prevalencia de depresión.

-Puerto Aysén cuenta con un recinto deportivo de talla mundial, como es el Polideportivo, un lugar que podría darle cabida a la práctica deportiva de una juventud que lo requiere como ninguna otra. A estas alturas la depresión en su comuna es un problema de salud pública, ¿cómo piensa enfrentarlo, el polideportivo seguirá siendo una megainfraestructura subutilizada?

-En materia de la depresión hemos hecho un estudio sobre lo opaco que es nuestro Aysén, por el mismo tema económico, las casas sin pintar, hasta el techo de la municipalidad tiene hongos; un galón de pintura vale cerca de 22 mil pesos, por lo mismo estamos evaluando traer vía zona franca pintura en grandes volúmenes a bajo costo desde China para darle colorido a nuestra ciudad. Eso es factible hacerlo dentro un proyecto de salud mental para disminuir los altos índices de depresión.

“Dándole colorido a la ciudad se va a conseguir que la gente esté más alegre, que se levante con mejor ánimo, eso es algo instantáneo; vamos a cambiarle la cara a Aysén para que sea una ciudad alegre”, promete.

-¿Qué pasa con el fomento deportivo?

-A través del deporte también pensamos cambiarle la cara a la ciudad. He tenido reuniones con profesores de educación física, con deportistas y dirigentes deportivos; apoderados de niños deportistas. Hemos abordado el deporte a través de nuestros paisajes naturales, un potencial que está enfocado al turismo, hasta el deporte de recreación y el de alta competición.

“Como equipo de trabajo estamos abordando el deporte en su conjunto, también lo estamos haciendo mediante proyectos; la piscina del Polideportivo lleva casi seis meses sin ser utilizada, habiendo niños de alto rendimiento que tiene que venir a nadar a Coyhaique porque no ha habido celeridad en la recuperación de la piscina (del Polideportivo); están muy atrasados en eso”.

Para graficarlo, explica que “en el Gobierno Regional este año no se pudieron adjudicar 500 millones de pesos, correspondiente al 2% de deporte, porque no hubo proyectos de calidad o proyectos que cumplieran la normativa; quedaban inadmisibles”.

Asegura que si fuera alcalde “me gano todos esos proyectos y le saco el jugo al Polideportivo; hay organizaciones de basquetbol que no tienen dónde jugar, tiene que pagar 30 mil pesos para entrenar, mientras el Polideportivo está ahí. Eso no puede suceder, se puede financiar a través de proyectos, y que el Polideportivo dé cifras azules, hoy solo da cifras rojas, lo tiene que financiar el municipio, pudiendo ocupar esos recursos en otras cosas”.

“Podemos traer recursos a Aysén a través de buenos proyectistas. A diferencia de otras ciudades, como Valdivia, nosotros toda la vida le hemos dado la espalda al río; tenemos que hacer bajadas para los kayaks, construyendo embarcaderos. Hoy día nada de eso existe, el río está mal mirado porque la gente lo utiliza para matarse, pero si le damos vida esa visión va a cambiar, instalando cámaras y luminarias”.

loading...

Related posts