Los valores de la PDI y su aporte a la comunidad en tiempos de crisis

Comisario Richard Biernay Arriagada

Jefe del Departamento de Migraciones y Policía Internacional Coyhaique

Los lineamientos de la Policía de Investigaciones de Chile, contenidos en su Plan de Desarrollo Estratégico Institucional, definen como visión de futuro el posicionarla como el referente regional en la investigación criminal de delitos de alta complejidad y crimen organizado transnacional. Para lograrlo, el trabajo a realizar no debe enmarcarse solo en la operatividad del giro de nuestro servicio que dice relación con investigar los delitos, sino que debemos considerar la intervención, revisión e implementación de una cultura organizacional ética, proba y que reconozca a plenitud la importancia de los Derechos Humanos de las personas. De esta forma seremos capaces de consolidar la identidad institucional en cada uno de los colaboradores que forman parte de la PDI y, por ende, en el pilar que sustenta todo actuar del detective.

Es cierto que para lograr nuestra visión necesitamos consolidar los procesos estratégicos, pero antes de ello no debemos desatender los aspectos valóricos.

Para alcanzar una alta eficacia operacional la PDI debe generar las condiciones y las capacidades que aseguren una respuesta policial oportuna y eficaz. Asimismo, promover la innovación y la inteligencia analítica a nuestras labores, con la finalidad de combatir la delincuencia organizada, anticipando escenarios, posicionándose como una policía científica de vanguardia y distintiva frente al control de ilícitos, apoyando al desarrollo del país y el derecho a la seguridad de las personas.

Lo anterior debe ir de la mano de un constante relacionamiento estratégico de quienes participan en la toma de decisiones de la institución, a fin de generar un mayor grado de interacción y coproducción de seguridad. Y, obviamente, con una eficiencia administrativa y financiera de acuerdo con los requerimientos de las actividades operativas que deben adaptarse en todo momento a las exigencias del contexto y ámbito de actuación en las labores policiales.

Esto no sería factible si no va de la mano de valores éticos y morales sólidos, por eso, nuestro Director General Héctor Espinosa asumió como un pilar estratégico fundamental “la ética, la probidad y los derechos humanos como valores transversales inexcusables”, pues con los años hemos comprendido que la transparencia, la responsabilidad, la integridad y la cercanía con la comunidad son definiciones esenciales en un país donde la relación entre autoridad y sociedad deben ser complementarias.

Nuestros valores como detectives orientan nuestro comportamiento y por lo tanto nos proporcionan el marco de referencia que delimita el espacio de acción posible, reafirma nuestras creencias, formando el núcleo de nuestra cultura organizacional que determina nuestra identidad, lo que somos y el cómo nos ve la sociedad, pues siempre actuaremos conforme a ellos en tiempos de crisis social.

Con profesionalismo, actuando conforme a los conocimientos y competencias profesionales que la institución nos ha otorgado; con probidad, primando siempre los intereses institucionales por sobre los particulares; con vocación de servicio siempre al bienestar de la ciudadanía como bien superior; y con integridad, mantenido siempre un comportamiento honesto, respetuoso y transparente con los demás.

loading...

Related posts