Es hora de escuchar a las regiones

La regionalización es un sistema descentralizador, que algunos confunden por la condición de ser de una región, lo que puede ser un error. Así también, un regionalismo exagerado, excluyente de quienes no han nacido en una zona, no es consecuente con la realidad política y social.

En el caso de Aysén, la mayoría de la gente establecida aquí, no es de la zona; han llegado desde otros lugares, como también lo hicieron los padres de quienes se sienten con mayores derechos por su condición de haber conocido la luz bajo los cielos de esta parte del sur austral.

Los políticos, dirigentes nacionales, deben comprender que el centralismo no es conveniente para el Chile de hoy. Hace años se comenzó con un sistema provechoso para las regiones y esto se mantiene en el sentir de la gente que habita este lugar, pues comprenden que es fundamental avanzar en temas como descentralización. Asimismo, deben tener una sensibilidad mayor para atender los anhelos de las regiones, con el fin de que respeten el sistema y se consoliden a través de nuestras autoridades elegidas democráticamente.

La regionalización debe avanzar  mucho más, pues aun cuando los recursos que se entregan no son los ideales, se han concretado iniciativas muy sentidas, así como también hay otras que esperan ver la luz. La política es el gran medio para atender los requerimientos de la gente dentro de un sistema democrático y aunque hay poco porcentaje militando en partidos, la mayoría es la que determina los resultados en las urnas.

loading...

Related posts