Complejo escenario

La falta de liderazgo en el parlamento ha sido acusada por diferentes congresistas. En estos momentos en que el país necesita celeridad en cuanto a temas que por años han dormido en la Cámara de Diputados o en el Senado, demoran las instancias para ponerse de acuerdo y se dilata más la resolución de los problemas que por ahora mantienen en jaque al Gobierno que si bien ha lanzado una agenda, la que a juicio del presidente es un puntapié para iniciar los cambios que la sociedad está exigiendo, no ha causado la “sensación” esperada en la población que sigue saliendo a las calles y podemos deducir que otro error comunicacional y estratégico se ha cometido, no se ha escuchado a los líderes de las organizaciones de la sociedad civil, mucho menos a las regiones.

Graves son los momentos que vivimos todos sin la desigualdad que ha detonado el hastío de la ciudadanía, esto a todos les pega fuerte, a unos más a otros menos, pero afecta. El país que desde el exterior se veía fuerte y como un ejemplo, hoy se torna débil por haber aplicado durante décadas la ley del embudo, que fue sumando decepciones y frustración, y hoy aún se ve lejos la luz al final del túnel para terminar con este estallido social.

Debe ser difícil ser hoy Sebastián Piñera, debe ser difícil ser apuntado con el dedo exigiendo respuestas que también dependen del trabajo legislativo. Pero no podemos negar que las malas referencias del mandatario y más de un ministro o subsecretario, han gatillado la indignación de la gente en diferentes oportunidades, como lo ocurrido aquí cuando una exautoridad dijo que uno hacía vida social en la fila de los consultorios, así también recordamos al exministro de Educación quien pedía que la gente haga bingos para arreglar los colegios, o la reciente frase del ministro de Economía quien pidió a la gente levantarse más temprano para pagar menos pasaje en el metro. La gente se enoja, se indigna porque sabe que la desigualdad es grande y que sus mismos representantes no hacen nada para equiparar la cancha, frase que hemos escuchado muchas veces.

loading...

Related posts