Transportes intervendrá Ruta Aysén-Coyhaique: Desvinculan a chofer que conducía bus bajo la influencia del alcohol

Por Patricio Araya

Luego que el pasado lunes un conductor de la empresa Buses Ali fuera sorprendido por los pasajeros del bus en que viajaban desde Aysén a Coyhaique, efectuando su trabajo en estado de ebriedad, siendo con posterioridad detenido y trasladado al Hospital Regional de Coyhaique para practicarle la alcoholemia, la seguridad en esa importante ruta volvió a ser cuestionada, en especial, debido al aumento de la accidentabilidad en relación al año anterior.

El seremi de Transportes y Telecomunicaciones Fabián Rojas dijo que como autoridad el ministerio efectúa controles permanentes en el camino que une ambas ciudades, considerando la gran cantidad de personas que a diario utiliza esa vía troncal por la que circulan los buses de las dos únicas empresas de transporte de pasajeros que operan ese trayecto.

Controles que se incrementan hacia el fin de semana cuando aumentan los desplazamientos de buses que se trasladan dentro de la región; además de fiscalizaciones intempestivas que se efectúan en lugares aleatorios.

Rojas sostuvo que el ministerio no tiene facultades punitivas respecto al consumo de alcohol por parte de los conductores. “La competencia para fiscalizar la conducción en estado de ebriedad solo le corresponde a carabineros en coordinación con algún operativo que realiza Senda con el ministerio de Transportes”.

El seremi precisó que a su cartera solo le cabe constatar la existencia de algunas condiciones técnicas de seguridad y mecánicas del vehículo, si el conductor cuenta o no con la licencia profesional que lo habilita, y que en ningún caso le corresponde fiscalizar estado de ebriedad o conducción a exceso de velocidad, aspectos que solo le competen a la policía uniformada, cuestión que se espera pueda modificar la ley del centro automatizado de tratamiento de infracciones –conocida como Ley Kathy– que se encuentra en tramitación, y que entregará mayores facultades fiscalizadoras a los inspectores del ministerio de Transportes.

“Lamentablemente en los últimos meses hemos visto cómo se han expuesto innecesariamente las vidas humanas producto de ciertas acciones de riesgo, ya sea a través de adelantamiento inoportuno por parte de los conductores de buses, o como la misma situación del conductor que manejaba en estado de ebriedad”, sostuvo el seremi de Transportes Fabián Rojas Muñoz.

Al respecto, el abogado explicó que ello obedece a una falta de control de las condiciones bajo las cuales estos conductores profesionales deben realizar su trabajo.

Transportes intervendrá Ruta CH-240

Rojas dijo que el ministerio realiza fiscalizaciones preventivas en materia de transporte interurbano de pasajeros, de manera mensual y programada. Al menos una vez por semana se fiscaliza a los buses, además de la presencia de inspectores incógnitos a bordo de los buses, quien constata in situ las condiciones en que se está efectuando el respectivo viaje.

“Ante las graves situaciones que se han denunciado, como ministerio hemos tomado la decisión de intervenir esa ruta; estamos preparando el proyecto para licitar la ruta entre Aysén y Coyhaique, lo que significa exigir condiciones de operación con el fin de evitar situaciones como las que se están generando actualmente”.

El seremi anunció que el gobierno planea implementar en esa importante arteria el primer electro corredor que tendrá la región de Aysén, tecnología que requerirá una flota de buses eléctricos; además de condiciones de frecuencia y operación distintas.

“Actualmente las dos línea salen a la misma hora, la gente queda cautiva por mucho tiempo, hasta lapsos de una hora sin servicio en ninguna de las dos direcciones. A ello se suma la complicación que en días feriados no existe servicio entre ambas ciudades, sin que aquello sea comunicado con la debida antelación a los usuarios”.

En resumen –explicó Rojas– se requiere mayor frecuencia, mayor extensión horaria y buses que cuenten con mejores estándares. Por último, el seremi anunció una investigación de oficio en relación a la situación del conductor de Buses Ali que manejaba bajo la influencia del alcohol, “aun cuando no hemos recibido ninguna denuncia formal”, sostuvo Fabián Rojas.

Buses Ali

Ayer Diario de Aysén contactó a la empresa Buses Ali para obtener una declaración sobre los hechos que involucraron al conductor a cargo de la máquina que el pasado lunes realizaba el recorrido desde Aysén a Coyhaique.

Mediante un comunicado firmado por la representante legal de Buses, Eylenn Ali, la empresa de transporte de pasajeros reconoce lo sucedido, asegurando que “efectivamente el conductor quien venía en el horario de las 7:30 horas del día de hoy (lunes), según parte policial, conducía bajo la influencia del alcohol”.

El comunicado agrega: “Lamentamos profundamente este hecho, ya que, en nuestros más de 40 años de trayectoria, nunca nos habíamos visto involucrados en una situación así. La persona en cuestión ha sido desvinculada de la empresa. Buses Ali aumentará sus medidas de seguridad y estamos dispuesto a cooperar con todos los antecedentes que sean necesarios para llevar a cabo la investigación por este hecho”, concluye.

En tanto, Carmen Mancilla, propietaria de Buses Suray, la otra empresa que con casi una veintena de buses presta el mismo servicio que su competencia, junto con lamentar la situación vivida, aseguró no haber pasado por algo similar en sus 25 años de existencia. A la vez, agradeció los controles que efectúa la Seremi de Transportes en la vía.

“Donde más fiscalizan es para los feriados, ahí Carabineros es bien rígido, no nos sentimos perseguidos como empresa, al contario, agradecemos esos controles; como dueños de la empresa estamos súper conformes, los que a veces se molestan son los conductores”.

loading...

Related posts