Consejero Villarroel por declaraciones de sus colegas calificándolo de “mal informado”: “Hay que ser muy responsable y actuar con la verdad”

Luego que este jueves los consejeros regionales de Chile Vamos –a los que se sumaron Jorge Abello (DC) y Washington Medina (PPD)– refutaran las declaraciones vertidas el día anterior por su colega radical Gustavo Villarroel –en entrevista con Diario de Aysén–, manifestando su preocupación frente al retraso que ha experimentado el convenio de programación suscrito en enero de este año entre el Gore Aysén y el ministerio de Salud, el propio reiteró sus aprensiones en un segundo contacto con este medio.

“Aquí hay ser muy responsable y actuar con la verdad”, partió diciendo Villarroel, en clara alusión a sus años de experiencia en la administración públicas y en el ejercicio de cargos de elección popular. “Esa experiencia lo obliga a uno a ser muy honesto, particularmente con la información que se entrega a la comunidad; y en ese sentido mi intervención obedeció a que no me parecía que la directora del Servicio de Salud de Aysén señalara que todo estaba casi normal (respecto al curso del convenio), que venía una modificación menor y que esto pasaría al Core el 21 de octubre, cuando la situación no ha sido así”.

“Llevamos más de diez meses en que el ministerio de Hacienda no ha dado el visto bueno a este convenio de programación”, asegura de manera taxativa. Enseguida plantea que ello ha preocupado a los consejeros, lo que explica su viaje a Santiago para verificar la marcha del acuerdo.

“Allí nos enteramos que el flujo de caja ha sufrido modificaciones importantes, y es aquí donde yo centro la importancia de nuestro trabajo porque si hemos priorizado un proyecto para que se inicie en determinada fecha, y eso no va a ocurrir, evidentemente que tenemos que entregar la información a nuestra comunidad”.

En el caso particular del hospital de Chile Chico –explica–que fue mencionado como uno de los proyectos que sufría algún grado de modificación, “aclaro que jamás he dicho que ese hospital no se va a hacer, o que el inicio de su construcción se va a postergar indefinidamente; lo que yo señalé es que se han modificado los flujos de caja respecto a la inversión para ese proyecto”.

Gustavo Villarroel asegura que producto de las modificaciones conocidas en la última reunión con el Minsal se han alterado los flujos de caja previstos en un comienzo.

“Si miro el convenio original, veo que las cifras para el año 2019 hablan de más de dos mil millones de pesos de inversión, más de siete mil millones en 2020, etcétera. En la modificación con que nos hemos encontrado en Santiago ocurre que en el año 2019 prácticamente hay una mínima cantidad de plata que debe ser para cubrir el proceso de licitación”.

En tanto, para el año 2020 el consejero explica que se contempla una inversión de mil 916 millones de pesos, “y recién en el año 2021 comienza una inversión mayor. Alrededor de ocho mil 700 millones, lo mismo el 2022 con once mil 699 millones y otros ocho mil millones para 2023.

“En definitiva –continúa– estamos corriendo la mayor inversión para los próximos años, y eso tiene que saberlo la comunidad. La idea de priorizar este proyecto era que fuera a cubrir la necesidad de absorber la mano de obra en el desarrollo del proyecto de infraestructura”,

Y en este punto Villarroel coincide con el jefe comunal de Chile Chico. “El alcalde siempre estuvo presente, solicitando que apuráramos el proyecto. Eso hoy día no se está cumpliendo debido que en los dos primeros años solo vamos a tener cuestiones de tipo administrativo, preparación de terreno”

Al concluir, el consejero asegura que ningún proyecto del convenio será bajado e insiste en la importancia de sacar lo antes posible el visto bueno desde Hacienda y de la Dipres

Intendenta sorprendida

Para el consejero Gustavo Villarroel el hecho que la intendenta Geoconda Navarrete no se haya retratado junto a los consejeros –oficialistas y opositores– que ayer salieron en este mismo medio a contradecir sus declaraciones, respecto a los contratiempos que ha experimentado la entrada en vigencia del Convenio de Programación de Salud, tiene una sola explicación: “la intendenta fue sorprendida por esta modificación que se hizo en el nivel central (ministerio de Salud)”.

Villarroel estuvo presente en la reunión del pasado viernes 4 en Santiago, donde la máxima autoridad regional evidenció su descontento ante el anuncio de modificar algunos plazos y flujos de caja del convenio de programación suscrito entre el Gore Aysén y el Minsal.

“Ella manifestó su molestia y dijo que si habían modificaciones, estas tenían que ser menores; postura que junto al presidente del Consejo Regional (Sergio González) apoyamos de inmediato”, asegura Gustavo Villarroel.

El core sostiene que las modificaciones de las que se estaban enterando en esa cita en el ministerio “nos estaban preocupando. Y ahí (la intendenta) golpeó la mesa y dijo que había que respetar los convenios tal como se originaban desde el comienzo, como fueron firmados”.

Alcalde de Chile Chico: “El punto es cómo Salud distribuye las platas”

Consultado sobre el impacto del retraso que presenta el convenio de programación, el alcalde (DC) Ricardo Ibarra, en cuya comuna se construirá uno de los hospitales contemplados en el acuerdo económico entre el Gobierno Regional y el ministerio de Salud, sostuvo que compartía la preocupación del consejero Gustavo Villarroel.

“Lo que él está diciendo no es que no se vaya a construir el hospital, sino que está cuestionado el convenio que se quiere establecer en los próximos cuatro años y la distribución de los recursos”.

El consejero ha explicado que los proyectos de inversión, como el del hospital para su comuna, también tienen aspectos sociales.

Comparto plenamente eso con el consejero; me parece increíble que en la situación actual que vive Chile Chico con una cesantía bastante alta, se proporcionen los recursos para dos años más.

¿Usted también está sorprendido por las modificaciones que sufrirían los flujos de caja del convenio?

La propia gente de este gobierno planteó la idea que este hospital venía a absorber mano de obra local; si esto va a ser el año 2021 y 2022 no es ninguna solución a ese problema.

¿Aparte de aceptar las modificaciones, qué más se puede hacer?

Ahora creo que es la oportunidad de hacer la presión para que la distribución de los recursos sea fuerte en el primer y segundo año, y en la etapa donde se va a construir el hospital; y no la cantidad exigua que se está dando para el primer año, que significaría solamente obras básicas.

En términos prácticos ¿qué significa para la comunidad de Chile Chico no contar con un hospital más acorde a las necesidades de la población?

Desde hace mucho tiempo que la comunidad lo está demandando. La oferta de construcción de un hospital viene desde el primer gobierno de Piñera; no estamos hablando de algo de ayer o un par de meses. Eso también está en un contexto político de una serie de ofertas referentes a lo que va a ser la construcción del hospital. Hoy día la gente está cansada, yo también lo estoy como alcalde de escuchar tanta parafernalia política, tantos anuncios de construcción del hospital, y que finalmente la propuesta presupuestaria que se está haciendo no satisface en absoluto las expectativas que teníamos.

¿En este nuevo hospital está contemplada una maternidad?

Tengo entendido que no. En la presentación que se ha hecho no está contemplado porque la política del ministerio de Salud es que por un tema de seguridad, según se nos ha explicado, hay que tomar todas las precauciones que la ley les impone, y en ese contexto, la mayor complejidad solo se da en el Hospital Regional de Coyhaique.

Ibarra comenta que otras comunas aisladas, como Cochrane y Cisnes también deben trasladar a las mujeres embarazadas 40 días antes del parto, con todos los costos económicos y familiares que ello implica.

Related posts