Encuentros de Ciencia en Aysén octubre 2019 y COP25

Escribo hoy en pos de relevar insignes esfuerzos (macro)regionales en este mes de la Ciencia. Hacer ciencia desde Aysén es fundamental, por magnos desafíos respecto al agua, glaciares, biodiversidad, entre otros. Pero es difícil, por el aún escaso recurso humano y fondos dada la magnitud de estos problemas.

Por esto, oportunidades como la Jornada CienciAysén (que reúne a UAysén, UACH, CIEP, UMag, INIA, INFOR, Museo) realizado el 2 de octubre con más de 70 asistentes, y posteriormente durante la misma semana, el Encuentro de la red H2O macrozona austral (Chiloé a Magallanes) con talleres de más de 60 participantes, entre usuarios APR, investigadores (también invitados de IEB-Chiloé, CEQUA-Magallanes, EULA-UdeC y UFRO), servicios públicos y ONGs, son más que dignos de destacar y difundir.

Focalizando en la segunda esta vez, y junto con agradecer el apoyo de MOP-Aysén (DOH y DGA), resumo algunos resultados del Encuentro H2O, durante el cual los asistentes (CIEP, UAysén, INIA, UACH, MOP, MMA, MinSalud/SS, Aguas Patagonia, Codeff/ARV, Asher, CAPR, etc.) priorizaron desafíos y acciones (y actores) de forma de ser una especie de puntapié inicial para seguir colaborando.

Mencionando sólo las acciones más votadas por los participantes del taller H2O del 4 de octubre: (i) implementar proyectos piloto y monitoreo en cuencas APR para generar conocimiento local, mejor manejo, resiliencia y conservación recursos (agua, bosque, turba); (ii) privilegiar soluciones basadas en la naturaleza (fuentes, depuración y recirculación aguas negras y grises, infiltración y recarga, agua lluvia urbana); (iii) influenciar CORECC, gobernadores, etc. en pos de mayor liderazgo y voluntad política; diálogos intersectoriales (investigadores, usuarios, servidores públicos, etc); (iv) potenciar la educación y difusión sobre la cuenca para empoderar comunidad; (v) generar repositorios con bases de datos integradas y accesibles (ejemplo proyecto CIEP microcuencas Patagonia; (vi) clasificar cuencas de Aysén (por régimen hidrológico, coberturas de suelo, uso real del agua); (vii) implementar la huella del agua (individual, Estado, empresas).

Estos resultados y otros se sistematizarán y serán entregados a los tomadores de decisión  de la región (GORE, gobernadores, alcaldes, CORECC, etc.) así como agregarse al documento de síntesis de todos los encuentros macrozonales de la red H2O (norte, centro y sur) a ser insumo de la COP25 en diciembre.

Como dije en una columna anterior, eventos como estos nos interpelan “qué Región queremos ser”, en este caso, respecto a la relevancia de la Ciencia en pos de un desarrollo sostenible.

Alejandro Dussaillant J.

 Ingeniero hidrólogo, PhD

Profesor Asociado, Depto Ciencias Naturales y Tecnología

Universidad de Aysén

Related posts