Convenio de programación suscrito entre el GORE Aysén y Minsal está siendo reevaluado por el Gobierno

A principios de enero de 2019 fue anunciada en la prensa la firma de un Convenio de Programación entre el ministerio de Salud y el Gobierno Regional de Aysén para el período 2019-2024, que permitiría financiar 29 iniciativas por un monto de $61.341.422.000, de los cuales la cartera que por entonces dirigía Emilio Santelices aportaría el 60%, mientras que el resto correría por cuenta del Gore Aysén, a través del FNDR.

No obstante, a diez meses de ese anuncio, hoy el convenio se encuentra entrampado en el escritorio del ministro de Hacienda. Para destrabar el inconveniente que impide su ejecución, autoridades regionales han sostenido varias reuniones en Santiago. La última de ellas, realizada el viernes 4 de octubre, concluyó con el acuerdo de volver a presentar el proyecto ante el Pleno del Core de fines de octubre.

El pasado 12 de septiembre los consejeros regionales de la provincia de Capitán Prat –Carlos Campos y Jorge Abello– plantearon su inquietud en relación a la demora que ha experimentado el Convenio de Programación, cuyos recursos serán destinados a ejecutar una serie de proyectos en la región, entre ellos, iniciativas hospitalarias, adquisición de equipamiento, reposición de postas rurales.

En la ocasión, ambos cores fueron enfáticos: “No está firmado por Hacienda”. Situación por la que responsabilizaron a la directora del Servicio de Salud Aysén Rina Cares.

“Nos hemos enterado que el ministerio de Hacienda no ha firmado este Convenio, lo que significa técnicamente que hoy día no existe Convenio de Programación, hasta que Hacienda lo firme”, sostuvo el consejero Carlos Campos. “Esto es sumamente grave”, dijo.

Campos fue más allá y personalizó el atraso en la directora del SSA. “Yo responsabilizo directamente a la directora de Salud, Rina Cares, quien tiene que gestionar esto; creo que no ha dado el ancho”, manifestó.

Su colega, el democratacristiano Jorge Abello, también se mostró preocupado por la situación. “Nos hemos enterado que todavía no se logra la firma definitiva del convenio que firmamos con Salud por parte de Hacienda”, dijo en septiembre. Abello sostuvo que al no estar firmado “obviamente no es válido”.

Directora de Salud

Consultada en esa oportunidad, la directora del Servicio de Salud de Aysén Rina Cares desestimó las aprensiones de los consejeros regionales, asegurando que ellos estaban informados del curso que hasta ese momento había seguido el convenio firmado entre el exministro de Salud Emilio Santelices y la intendenta de Aysén.

“Como está en las actas del Gobierno Regional –aseguró Cares a Diario de Aysén en septiembre–, como Salud hemos asistido a reuniones a exponer el convenio y etapas, avances sobre las obras que están allí, se han hecho las licitaciones públicas de acuerdo al cronograma establecido porque este convenio tiene una extensión de seis años, culminando en 2024”, y que no se ha visto afectado.

Última reunión en Santiago… ¿todo de nuevo?

El viernes 4 de octubre la intendenta de Aysén, el presidente del Core Sergio González, el consejero Gustavo Villarroel y la propia directora del SSA, se reunieron en Santiago con miembros de la División de Inversiones del ministerio de Salud.

“En esa reunión –explicó Rina Cares a Diario de Aysén– se presentaron los flujos tal cual como se han dado este respecto a lo que se había programado”. Cares comentó que en la ocasión también se había analizado cuáles son los compromisos que hubo que traspasar para el año 2020 y cómo se presentarían los flujos para los años siguientes.

“En primer lugar, debo informar que se mantienen todas las obras, no hay ninguna que se baje; lo que nos corresponde hacer como Servicio de Salud es presentar a fines de octubre ante el plenario del Consejo Regional los nuevos flujos que fueron revisados por las partes (en la reunión del 4 de octubre), el ministerio de Salud y el Servicio (de Salud Aysén), estos tiene que pasar nuevamente por el Gobierno Regional”.

La titular del SSA explicó que en el caso de ser aprobados los flujos, el resultado será remitido al Minsal, y desde ahí enviados por segunda vez a Hacienda “para llegar finalmente a lo que nosotros requerimos que se firme por parte del ministerio de Hacienda”.

Gustavo Villarroel: “Proyectos que tenían que iniciarse en 2020, están siendo postergados para 2022, como el Hospital de Chile Chico”.

Una opinión diferente respecto a la instancia que conocerá el convenio es la que tiene el consejero regional Gustavo Villarroel, también presente en la reunión del viernes 4 en el ministerio de Salud.

Villarroel explicó que los proyectos primero son vistos por las respectivas comisiones del Consejo, y que en este caso la vista le corresponde a la Comisión Social que él preside, en cuyo seno se planteó la inquietud que comenzó a generar entre todos los consejeros el evidente retraso de la puesta en marcha del convenio firmado en enero.

“Esto se firmó hace bastante tiempo con la firma del ministro de Salud anterior (Emilio Santelices), nuestra intendenta y el presidente del Core de esa época (Julio Uribe); han pasado una cantidad importante de meses en que no se iniciaba (el convenio) y al hacer las consultas se nos informó que el ministerio de Hacienda y la Dipres no le habían dado el visto bueno”, explicó el representante de la provincia de Coyhaique.

“Debido a este atraso –continúa Villarroel– como Comisión Social solicitamos ir a Santiago a hacer las consultas, petición que fue respaldada por el Pleno. No quedamos tranquilos con la respuesta que nos daba la directora del Servicio de Salud indicándonos que aún se encontraba en Hacienda y que en cualquier momento le daban el visto bueno, pero como comenzaron a cumplirse los plazos, considerando que algunos proyectos tenían inicio para el segundo semestre (de 2019), nos preocupamos y decidimos viajar a Santiago a conversar el tema”.

Tras la reunión del pasado viernes en el Minsal, Gustavo Villarroel sostiene que “nos encontramos con la sorpresa que este convenio de programación se está reformulando, se están corriendo el inicio de algunos proyectos importantes para uno o dos años más; nos estamos dando cuenta de que la mayor inversión que es la que corresponde al ministerio de Salud, la están chuteando para dos años más”.

Dado ese inesperado escenario, el consejero y la intendenta solicitaron al Consejo Regional la revisión del convenio y que se vuelva a conversar con Hacienda y Dipres para que las modificaciones que haya que hacer sean las mínimas. “Ese fue el acuerdo, y ellos (SSA) van a trabajar unos días más con Hacienda”, tras lo cual la nueva propuesta será vista el 21 de octubre en la Comisión Social que dirige Villarroel, para luego pasar al Plenario.

Sin embargo, el convenio no volverá a fojas cero, ya que “sigue representando lo que consensuamos con el sector (Salud)”, asegura el consejero, quien explica que el consenso se alcanzó luego de conciliar la propuesta original del SSA y las demandas sociales expresadas por todos los consejeros, en representación de las cuatro provincias de la región. “Acordamos los proyectos a ejecutar en un plazo de seis años, eso se mantiene”.

El punto es –prosigue Villarroel– que proyectos que tenían que iniciarse el año 2020, están siendo postergados para el 2022; ahí hay proyectos emblemáticos, como el Hospital de Chile Chico y el Cesfam de Coyhaique. (Se trata de) comunidades que esperan estas inversiones y que el sector (Minsal) las está chuteando para dos años más. No es una modificación menor”.

Todo ello genera preocupación al interior del Consejo, por lo que Villarroel confía en que los aplazamientos no se extiendan más allá de un año. Del mismo modo cuestiona “lo rimbombante” del anuncio de enero, toda vez que el convenio recogía las necesidades de la población. “Quienes le dieron toda esta difusión al convenio es porque de alguna forma estaban convencidos de que esto se iba a ejecutar y que se contaría con los fondos para levarlo a efecto”.

“Lo que yo percibí en esta reunión es que no están aseguradas las platas, es decir, el país está teniendo un apriete de cinturón que nos está afectando a nosotros como región de Aysén, y a un sector tan importante como la salud”, enfatiza el militante del Partido Radical.

“Lo más grave es que se hizo tanta difusión a nivel regional y nacional de la firma de este convenio, que hoy día toda nuestra comunidad está informada de la cantidad de proyectos que debían iniciarse este año. Tendrán que darse las explicaciones de por qué se firmó un convenio donde no había la seguridad de que existía el financiamiento en los términos programados”, puntualiza.

Related posts