Seremi Ana María Mora Advirtió que en esta etapa será fundamental la participación ciudadana: Autoridades del Minvu confirmaron que se inició trabajo de diseño para macroinfraestructura de la Chacra G de Coyhaique

La seremi de Vivienda, Ana María Mora y el director del Serviu Nelson Quinteros, confirmaron que ya está en marcha el trabajo de la consultora Testing Geociudad, que en un plazo de siete meses deberá tener listo los diseños de ingeniería de la macroinfraestructura del lote G1 de la denominada “Chacra G” de Coyhaique, terrenos donde en los próximos años se proyecta la construcción de viviendas sociales para atender la demanda de un importante número de familias.

Cabe recordar que el terreno a intervenir se ubicada en el límite este de la ciudad, con prolongación hacia el camino a Cerro Negro desde el final de las calles Simpson y Errázuriz. Allí, una vez terminada la etapa de diseño, se podrá partir con las obras de macrourbanización, es decir, el trabajo previo a la instalación de las viviendas, donde se contempla, por ejemplo, generar los rellenos, definir los espacios y las vías principales de tránsito, la urbanización, las obras sanitarias, como red de alcantarillado y agua potable, incluyendo incluso en este caso un estudio de calefacción distrital, que se analizará si es aplicable o no según la conveniencia de las familias.

Ana María Mora destacó que se trata de una noticia muy esperada por la comunidad y en especial por los comités de vivienda, quienes, según lo acordado, tendrán una amplia participación en las diferentes etapas de desarrollo de este trabajo que se enmarca entre las prioridades del Gobierno del Presidente Sebastián Piñera y que contempla 205 días de plazo para su término.

“Lo que más rescatamos como Ministerio, además de todo el trabajo técnico que hará esta consultora con el equipo técnico del Minvu, es la participación ciudadana. Y en eso es que queremos involucrar a la comunidad para que sea un proyecto que se trabaje en conjunto con ellos, donde tengamos un producto que satisfaga las necesidades y, principalmente, bajar la demanda no satisfecha en cuanto a soluciones habitacionales”

“Esperamos partir hoy –añadió la seremi–, tenemos prácticamente 7 meses, lo que significa que a los primeros días de mayo del próximo año ya tendríamos un estudio acabado de esta macrourbanización para partir inmediatamente con la ejecución de la urbanización y ojalá en construcción simultánea con las viviendas”.

La autoridad sectorial destacó que en esta etapa de participación se considerará a actores públicos y privados, pero tendrán especial protagonismo los comités de vivienda y sus entidades patrocinantes, ya que el objetivo principal es recoger las ideas y opiniones de las familias.

“Sin duda estas ideas van a ser vinculantes en la medida que sean aplicables a los programas que van a proponer en este estudio, en este diseño que se va a trabajar, la idea es hacerlo en conjunto; será vinculante en la medida que lleguemos a acuerdos todos, a un consenso de lo que sea mejor para la gente que va vivir en definitiva en ese sector de Coyhaique”, precisó Mora.

La autoridad explicó que el Ministerio quiere un barrio integrado, un barrio con espacios públicos, con casas dignas, si hay departamentos que se cumpla con el plan regulador; que existan espacios públicos, servicios, colegios, salud, jardines infantiles, bomberos, comercio, que sea un barrio integral donde la gente no tenga que desplazarse de la parte alta por ejemplo para tener combustible, o acceder a un servicio de farmacia.

Sobre las etapas que vienen, el director regional del Serviu Nelson Quinteros, especificó que el estudio que ahora se está lanzando lleva un mes de desarrollo, por lo que están en la primera imagen objetivo, definiendo en conjunto con el ministerio de Vivienda cómo van a urbanizar y cómo van a definir los espacios según las normativas y las necesidades que presentaron los comités en el último tiempo.

“Eso tiene un plazo de siete meses, que se cumplirían a finales de abril, inicios de mayo, pero todo esto tiene etapas técnicas que realizamos en conjunto, que no nos limita a avanzar en otras cosas. Entonces no es tan preciso decir que termina una actividad y empieza otra, lo que sí sabemos es que ya desde mayo del próximo año vamos a tener los diseños de ingeniería listos para licitar y empezar obras”, dijo.

“Nuestra tarea como Serviu –agregó Quinteros– es agilizar los procesos presupuestarios, por la fuente que sea, apalancando recursos desde el Gobierno Regional, a nivel sectorial, utilizando programaciones, para tener todo listo para el próximo año y empezar las obras de macrourbanización, cosa que cuando tengamos subsidios, que es otro proceso donde las familias tienen que tener sus proyectos listos y postulados, tengamos habilitados lo terrenos para empezar a construir”.

El jefe regional del Serviu sostuvo que todo este trabajo se hará en etapas y se pensará de manera inteligente en conjunto con la empresa de ingeniería, para que puedan construir de forma sectorizada, por etapas, para que la construcción en conjunto, que es lo que se ha propuesto a los comités, sea efectiva.

“Entonces el próximo año vamos a estar iniciando obras de macrourbanización, y a la vez, paso a paso, con los comités que estén seleccionados empezar a construir; en eso probablemente nos demoremos tres o cuatro años para tener toda la macroinfraestructura hecha, pero vamos a ir paso a paso, hasta completar las mil, mil 200 o mil 400 viviendas que entren en el terreno”, explicó.

Consultados por la cifra de personas que requieren una vivienda en la capital regional, las autoridades sectoriales recordaron que existe una demanda registrada que alcanza un poco más de dos mil familias en Coyhaique, a quienes se les busca una solución por diferentes vías, no solo en la Chacra G, ya que hay otros proyectos y otros programas para abordar esa realidad desde el ministerio de Vivienda y Urbanismo.

Related posts