Prevención

Cuando ya estamos en tierra derecha hacia el verano, apareció la primavera en la Patagonia aysenina. Y es que en estos últimos días las altas temperaturas son muy ansiadas para por fin poder despojarnos de las prendas de invierno. Sin embargo, los rayos solares no deben ser sólo sinónimo de un mejor clima, ya que la prevención también debe estar presente en nuestro día a día. ¿Prevención de qué? Claramente del impacto de los rayos UV, los que en nuestra zona austral se perciben con mayor fuerza, bordean el número 10 –muy alto- y dañan el ADN de las células de la piel, por lo que se debe tomar en cuenta la protección y la no alta exposición a la luz del sol ya que hasta en la sombra -según especialistas- nos vemos afectados, lo que a la larga nos puede provocar enfermedades como el cáncer.

Cuando aumenta la temperatura, los ayseninos y también los visitantes a nuestra privilegiada región, salen a las calles, recorren las comunas y localidades alejadas, ya que nuestro territorio permite la realización de actividades al aire libre; es aquí donde también resalta la prevención, pero de los incendios forestales, campañas que han sido reforzadas, pues no debemos olvidar que tuvimos dos en distintos puntos de Aysén en el verano pasado; además, recordemos que en 2016 también el cerro Divisadero de Coyhaique de vio afectado, un hecho que puso en peligro también a los vecinos de las zonas cercanas a las faldas del macizo, y que alertó al trabajo exhaustivo de los bomberos voluntarios y las brigadas forestales de Conaf, Ejército y todos quienes se sumaron a apoyar para combatir este dantesco incendio que se mantuvo por varios días.

Según información de Conaf, los incendios forestales en un 99% son producidos por la acción del hombre, por lo que el trabajo de prevención consiste en tener en cuenta que cuando ocupamos espacios para acampar o pasear, se deben retirar todos los elementos que se llevan, como botellas, vidrios, plásticos, además de apagar bien el fuego que uno prende. Recordemos además, que el 35% del territorio aysenino es boscoso y debemos protegerlo. Las altas temperaturas nos obligan a estar alertas, es por ello que la prevención en todo sentido es importante y debemos darle el peso correspondiente desde ahora.

Related posts