MI RESPONSABILIDAD: NUNCA OLVIDAR

César Montiel Alvarado

Profesor

Coordinador Académico

Centro Universitario Coyhaique

Universidad de Magallanes

 “No podemos cambiar nuestro pasado; sólo nos queda aprender de lo vivido”, expresaba la expresidenta Michelle Bachelet, esta es nuestra responsabilidad y nuestro desafío”.

Quisiera dejar uno de los poemas escrito por el vate Aristóteles España, seleccionado del libro Dawson, cuyo nombre alude a una isla situada en el Estrecho de Magallanes, más concretamente en el archipiélago de Tierra del Fuego, y que sirvió como campo de concentración durante la dictadura militar chilena, a partir de 1973. El poeta Aristóteles España estuvo detenido allí, siendo uno de los presos políticos más jóvenes del país: tenía sólo 17 años.

LLEGADA

Bajamos de la barcaza con las manos en alto

a una playa triste y desconocida.

la primavera cerraba sus puertas,

el viento nocturno sacudió de pronto mi cabeza rapada

el silencio

esa larga fila de Confinados

que subía a los camiones de la Armada Nacional

marchando

cerca de las doce de la noche del once de septiembre

de mil novecientos setenta y tres en Isla Dawson.

Viajamos

por un camino pantanoso que me pareció

una larga carretera con destino a la muerte.

Un camino con piedras y soldados.

El ruido del motor es una carcajada,

mi abrigo café tiene barro y bencina:

nos rodean

bajamos del camión

uno dos tres kilómetros

cerca

del

mar

y

de

la

nada,

¿Qué será de Chile a esta hora?

¿Veremos el sol mañana?

Se escuchan voces de mando y entramos a un callejón

esquizofrénico que nos lleva al Campo de Concentración,

se encienden focos amarillos a nuestro paso,

las ventanas de la vida se abren y se cierran.

Related posts