La fallida invitación

La semana pasada, el Gobierno invitó a adultos mayores a ser parte de una celebración a ritmo de cueca por haber “pasado agosto”. Hasta ahí, todo bien, es más, esta es una actividad común en distintos gobiernos, además de dar inicio a las fiestas patrias. Toda organización de evento que emana desde Intendencia Regional o cualquier repartición, se trabaja con anticipación y amerita toda una coordinación, más si se tiene contemplada la visita de alguna autoridad nacional, en este caso, del subsecretario general de Gobierno. Sin embargo, esta convocatoria generó polémica respecto de la fecha y hora de realización de una actividad a todas luces festiva, en un día donde muy por el contrario, se evocan momentos negros que empañaron la democracia del país, por lo que año tras año, cientos de familias esperan el 11 de septiembre a las 11 horas para realizar una ceremonia y romerías en recuerdo de los detenidos desaparecidos en dictadura.

Desde que fue enviada la invitación, distintos lados, mundo político y organizaciones de familiares, han alzado la voz frente a este acto, que ha sido catalogado como un negacionismo por parte del Gobierno sobre lo ocurrido en el ‘73, hechos que hasta hoy reviven con el único clamor de justicia para las víctimas directas de un periodo que impactó en la sociedad chilena, y que genera un sinfín de sentimientos y opiniones.

¿Intencional? ¿Negacionismo? Quizás un error comunicacional. Ante las críticas, sobre este hecho que se instaló en la prensa como una falta de respeto hacia las familias, el Gobierno tomó la decisión de reagendar su actividad, además de negar tajantemente  toda “burla”. Lamentablemente, y como hemos dicho en otras oportunidades, existen errores comunicacionales, donde situaciones como estas deben ser previstas para anticiparse a las crisis y no actuar sobre la misma. Comunicación asertiva se llama. Existe un principio básico en la comunicación y es: “Todo comunica” ¡Ojo con eso!

Related posts