El delito de lesiones: sus tipos y clasificaciones

Subcomisario Marcelo García Cid

Jefe de la Brigada de Investigación Criminal Coyhaique

Es importante que la comunidad comprenda que generar lesiones a otra persona es un delito. Así lo establece el Código Penal en los artículos 395 a 403 bis. Si bien, la norma se refiere a este delito como lesiones corporales, la doctrina establece la integridad corporal como un bien protegido, considerando los aspectos relativos a la salud desde el punto de vista fisiológico y desde el equilibrio de las funciones síquicas.

Para efectos de esta columna, y desde la perspectiva de Alberto Teke (2001), entenderemos como lesión toda alteración de la estructura anatómica y/o funcional de los tejidos producida por la acción vulnerante de agentes físicos, químicos o biológicos. Así es como el artículo 397 del Código Penal define el delito de lesiones como la acción en que se hiere, golpea o maltrata a otra persona, aumentando la penalidad asignada al delito de acuerdo a las consecuencias que deriven de éste.

Según el Protocolo de Actuación Policial para la investigación del delito de lesiones de la PDI, las lesiones ejercidas a otro pueden ser físicas, químicas o biológicas. Las Lesiones físicas se refieren a toda violencia ejercida sobre un organismo mediante agente mecánico, produciendo lo que se denomina traumatismo; las lesiones químicas son producidas por sustancias químicas; y las lesiones biológicas pueden ser causadas por vegetales o animales, incluyendo al hombre, afectan tanto al vivo como al cadáver (picadura, mordedura, patada o aplastamiento).

El Código Penal hace una especial atención si la lesión se ejecuta en contra de alguna de las personas que menciona el artículo 5º de la Ley sobre Violencia Intrafamiliar, o bajo las circunstancias de “premio o promesa remuneratoria”, “por medio de veneno” o “con ensañamiento aumentando deliberada e inhumanamente el dolor al ofendido”, circunstancias señaladas en el artículo 391 del Código Penal, y en cuyo caso las penas se aumentarán en un grado. De igual forma, la norma señala que, si la lesión se ejecuta en contra de un niño, niña o adolescente menor de 18 años, una persona adulta mayor o una persona en situación de discapacidad, será sancionado con prisión en cualquiera de sus grados o multa de una a cuatro unidades tributarias mensuales, salvo que el hecho sea constitutivo de un delito de mayor gravedad.

Desde el punto de vista del Derecho Penal, las lesiones se clasifican en: lesiones leves que no producen enfermedad o incapacidad para el trabajo; lesiones menos graves que no producen incapacidad para trabajar por más de 30 días; y lesiones graves comprendidas en la figura delictiva descrita en los artículos 397 y 398 del Código Penal.

Ante la existencia de este delito, el llamado es a realizar la denuncia ante la autoridad policial.  Es importante que la víctima sea atendida en un centro asistencial, donde le deberán otorgar el Dato de Atención de Urgencia (D.A.U.), documento que constata la existencia de las lesiones que le fueron provocadas. Sin embargo, si no concurrió al Centro Asistencial, de igual forma debe realizar la denuncia y posteriormente será derivada para obtener dicho documento, que es de relevancia para el proceso investigativo que se iniciará.

loading...

Related posts