Materia orgánica autóctona versus alóctona en Fiordos

Paulina Montero, Msc. En Oceanografía, Investigadora CIEP

Los fiordos y canales de la Patagonia Chilena son ecosistemas que en general muestran una alta producción de  materia  orgánica. Son las  microalgas  a través del proceso de fotosíntesis  las  que  se  encargan de esta producción. Es importante que toda la materia orgánica que se produzca dentro de un sistema sea consumida y no se acumule, ya que la acumulación podría disminuir los niveles de oxígeno en la columna de agua, trayendo consigo una serie de problemas ecológicos importantes con consecuencias negativas e incluso trágicas (muerte) para los organismos que habitan el lugar. El consumo, utilización o degradación de la materia orgánica que producen las microalgas comienza cuando los distintos animales (bacterias, microcrustáceos, larvas de peces, larvas de moluscos, peces, moluscos, entre otros) se alimentan de ella dentro de la trama trófica.

Aunque la  producción  de materia orgánica  por parte de las  microalgas  (materia orgánica  autóctona)  representa un importante  origen de alimento para la comunidad, aún nuestro  conocimiento es limitado con respecto a cuál es el destino  de la  materia  orgánica  alóctona que ingresa a los fiordos debido a la descarga de los ríos   y al  desarrollo de la actividad acuícola. ¿Es  esta consumida, utilizada o degradada dentro de la  cadena trófica o sólo  es  una perturbación  ambiental que representa un riesgo para la «salud» del ecosistema?

Nuestros estudios indican que la comunidad bacteriana es capaz de utilizar una alta proporción de  la materia orgánica disponible en la columna de agua de la zona de los fiordos. Por lo tanto, estos grupos son de vital importancia en procesos de degradación, reciclaje de materia orgánica y  traspaso de energía   y  materia  hacia niveles tróficos superiores (desde microorganismos hasta pequeños invertebrados y peces). Sin embargo, no  se  sabe  qué  tipo de materia orgánica es la que prefieren.

Entender cuál es la capacidad de utilización de esta materia orgánica alóctona dentro de la columna de agua es de suma importancia para mantener un adecuado manejo eco sistémico; más aún bajo un escenario de cambio climático, donde posiblemente la alteración de las propiedades físico-químicas  de  la  columna de agua, disminuya la calidad y cantidad de la materia orgánica autóctona producida por las microalgas.

En la región de Aysén, se espera que uno de los principales efectos del cambio climático tenga relación con el régimen  anual de precipitaciones  y temperatura. El cambio que  ocurra en  los patrones establecidos  de  estas  variables, posiblemente  alterará el flujo de producción  de materia orgánica  y  la utilización  tanto  de  ésta  como de  la  materia orgánica  alóctona.

Related posts