¡Abandonados literalmente a su suerte! Colegio Alborada realizó tómbola para seleccionar a 7 estudiantes y cancelar sus matrículas para el próximo año

*Los estudiantes de 3er. año medio fueron informados que para el 2020, las salas se fusionarán y se contará

con un solo 4to. medio. Al ser un total de 52 alumnos, 7 fueron excluidos para cumplir con la norma que exige un máximo de 45 estudiantes por sala. La sostenedora indicó que no hay recursos para construir otro ambiente.

Por Pamela Díaz Baca.

Si el método de la “tómbola” utilizado en establecimientos educacionales del norte para seleccionar matrículas nos escandalizó anteriormente, hoy vemos más cercana esta situación, pues en el colegio Alborada de Coyhaique, durante la mañana del viernes, los apoderados de siete estudiantes de tercero medio, tuvieron la “mala suerte” de salir elegidos para que sus hijos queden fuera del colegio, sin cursar el cuarto año medio -el último de su etapa escolar- junto a sus compañeros y profesores de toda la vida, con los que han compartido desde que estaban en pre kinder.

Desde ese día es que los propios liceanos junto a sus padres y amigos han decidido mostrar a la comunidad esta situación que les afecta no solo emocionalmente, sino que también los deja en el aire respecto de dónde cursar su último año escolar, teniendo en cuenta todo lo que eso conlleva.

¿Por qué se toma esta medida?

El Diario de Aysén conversó con Diana Ríos Saldivia, educadora diferencial del colegio desde hace 20 años y presidenta del sindicato de profesores del establecimiento, quien explicó que el viernes 5 de julio los apoderados de los dos cursos de tercer año medio fueron citados con carácter de urgente para hablar sobre el sistema de admisión escolar 2020, sin embargo, manifiestan haberse sentido engañados respecto del tema a tratar, pues se encontraron con una desagradable sorpresa, “en la reunión se les informó que la sostenedora (María Eugenia Cordero Velásquez) no contaba con recursos para hacer una nueva sala de clases, que se habían hecho las consultas al Ministerio de Educación estando todo bajo norma y que las indicaciones que se les habían dado era juntar a los dos terceros medios para el próximo año contar con solo una sala de cuarto medio, al juntarse se suman 52 alumnos y un curso no se puede superar los 45 estudiantes, por lo que había que hacer una “tómbola” para a través de sorteo dejar fuera a siete estudiantes”, relató la dirigente sindical, refiriendo que los padres en ese momento no supieron cómo reaccionar a lo que se les estaba informado como medida prácticamente a acatar.

Alumnos emblemáticos

Ríos nos comenta lo que a todas luces es una injusticia, la que para la profesora pasa a ser mayor aún ya que los siete estudiantes son considerados como emblemáticos del colegio, “hay unos que han estado desde pre kinder en el colegio y ahora de un día para otro se les cancela su matrícula porque cuando se hizo ese sorteo, inmediatamente ese mismo día se informó a la Superintendencia de Educación que ellos ya son considerados como exalumnos”, señaló, comentando además que lo que se les ha ofrecido a los apoderados es que el 26 de agosto, cuando el sistema de admisión online abra postulaciones a las matrículas del próximo año, “vayan al colegio para que ellos los asesoren a postular nuevamente como exalumnos, porque existe la posibilidad de que hayan repitentes y que surjan cupos, y por ser exalumnos tendrán suma prioridad”, dijo Ríos, narrando además que esto no es una certeza para los apoderados, porque a estas alturas del año nadie tiene idea de si habrá o no alumnos que repitan el tercer año medio o se trasladen, por lo que esta salida no se justifica. “Los papás quedaron en el aire”, remarcó.

 “Ya se ha hecho una primera marcha (martes), los chicos han convocado a otra para este viernes 12 al mediodía. Se partirá desde el colegio en calle Bilbao hasta la plaza de armas. A esta marcha como sindicato convocamos a todos los apoderados y alumnos de los otros cursos porque lamentablemente este problema va a seguir ocurriendo. Los papás y alumnos no pueden hacerse cargo de una mala proyección de matrículas, la sostenedora tiene que hacerse cargo de todos sus alumnos, no son un número, son personas y por eso como sindicato y en mi caso particular como profesora estoy peleando junto a ellos”, precisó Diana Ríos Saldivia.

Alternativas

Según Ríos, al momento de informarse esta desafortunada decisión, los docentes brindaron alternativas a la dirección del colegio, como por ejemplo, que deslizan la posibilidad de arrendar o construir una sala, además de “hacer este mismo embudo que plantean pero en cursos más chicos, por ejemplo tercero, cuarto básico, hay cuatro terceros básicos, donde el daño emocional no será más grande, este es un curso terminal (cuarto año medio), una etapa importante en la vida. Como sindicato hemos negociado anteriormente con la sostenedora y sabemos cuál es su patrimonio, sabemos que cuenta con los recursos para construir, no se le está pidiendo un pabellón nuevo, se está pidiendo una sala y que durante el próximo año se vea cómo enmendar esta situación para los años posteriores”, refirió a nuestro medio la dirigente sindical de profesores del Colegio Alborada, explicando además que este problema seguirá ocurriendo ya que los segundos medios de este año son más numerosos, y cuando estos alumnos pasen a tercero “¿se van a tener que deshacer de un curso completo? Ese es el punto, tenemos que ponerle remedio a esto ahora para que no vuelva a ocurrir. Conozco a mi directora y es muy ajustada a la norma, deben haber resguardado todo lo legalmente posible, pero aquí no se trata solo de lo que se ajusta a la ley, se trata del deber, estos alumnos fueron mis alumnos en pre kinder, no nos podemos desentender de ellos como personas, no solo como estudiantes o un número que al parecer son para nuestra sostenedora, entendemos que esta no es una decisión que pasa por la directora quien finalmente recibe instrucciones, esto viene desde el norte donde está centralizada la dirigencia de la corporación a la que pertenecemos; pero también sabemos que esta es una cuestión de voluntad”. 

Es importante mencionar que el lunes 8 de julio, los apoderados de forma individual presentaron sus respectivas denuncias en la Superintendencia de Educación. Como sindicato han enviado un oficio al gerente de la Corporación Educacional América Latina, José Antonio Garate, quien hasta el momento no les ha respondido el documento, menos las llamadas, contrario a otras ocasiones en las que sí se ha tenido apertura al diálogo, dijo Diana Ríos, presidenta del sindicato de profesores del Colegio Alborada. En tanto, al cierre de esta edición se informó que este jueves 11 sostendrán una reunión con el seremi de Educación.

Related posts