El mundo político en constante movimiento

No cabe duda que el mundo político regional se mueve a diario; es más, desde el minuto uno en que conocimos que Sebastián Piñera asumiría la presidencia de la República, en todos lados, los partidos pertenecientes a la coalición Chile Vamos empezaron a trabajar a toda marcha para en un tiempo prudente contar con autoridades referentes, las que conformarían el primer gabinete ministerial del segundo gobierno del presidente, el que siempre se dijo estaría por encima de los “errores del pasado”. En Aysén, la situación no ha sido diferente y a más de un año de gestión, pareciera que todas las semanas surgen nuevas situaciones que llevan una suerte de confrontación entre el equipo que representa al gobierno y por supuesto a sus partidos como parte del oficialismo. Es más que conocido el hecho de que una coalición consensa en un común denominador que hace que los partidos sientan que trabajar en equipo signifique remar para un mismo norte respecto de los lineamientos que persiguen cada tienda política. Sin embargo, al haberse presentado más de una grieta y derrumbe en el camino –y al parecer no solo aquí- también nos queda claro y así se deja entrever, que si bien hay consenso, también hay diferencias las que a veces priman más. Un ejemplo claro es la carta presentada desde RN regional al ministro del Interior, donde un partido se queja del trabajo realizado por una autoridad perteneciente a otro partido sí, pero de la misma coalición; ante lo cual, la propia intendenta respondió que el mandato que llevan las autoridades es trabajar por la ciudadanía y no para los partidos políticos, y encontramos razón a esta expresión, lo que también permite deslizar la idea de si estas pequeñas o grandes rivalidades son principalmente planteadas por el bien de la comunidad en sí o por fines políticos. ¿Es válido que la comunidad se cuestione esto? Pues sí, porque podemos entender que una coalición trabaja de forma conjunta con el objetivo de fortalecer la agenda política que lleva a cabo el gobierno al cual pertenecen, en ese sentido, cuando ocurren disconformidades con el actuar de alguno de los que componen dicho equipo de gobierno, ¿Es mejor acusar o trabajar en equipo? Lo ideal siempre será que las discusiones no se externalicen y afecten a la comunidad de un momento a otro, pues entendemos que las autoridades designadas a fin de cuentas por el propio Presidente, son constantemente evaluadas.

Related posts