ALGO ESTÁ FALLANDO

Como uno de los pilares de este gobierno, para marcar la diferencia y hacerse cargo, según consignaron, de los problemas que se arrastran administración tras administración, en este caso, la preocupación por reforzar la protección de los niños y adolescentes a través de Sename, se dijo que siempre en la fila estarían los niños primero. Esta es una regla a seguir y así se mandató a todos los servicios para abordar el tema de forma intersectorial y no solo delegar esta protección del Estado al servicio antes mencionado. Como una de las reformas, los hogares conocidos como Cread (centros de reparación especializada de administración directa) cambiaron de denominación y se convirtieron en Residencias Familiares, con los que se busca entregar espacios con calor de hogar. Precisamente, aprovechando la petición regional, una de las primeras residencias del país se creó en Coyhaique, esto con el fin de no derivar a los menores hacia otras regiones y darles protección en espacios adecuados para cumplir con ese único fin. Todo bien y el anuncio fue aplaudido, sin embargo, desde su creación y en perfil bajo, han ocurrido sendos problemas precisamente generados por algunos menores de edad. Ante esta situación y tratando de minimizar los temas, son los vecinos de la residencia quienes han tenido que levantar la voz e inclusive dar pie a procesos judiciales con el fin de solicitar el traslado de la residencia, ya que la tranquilidad de su barrio ha sido interrumpida, según señalan. En una oportunidad nuestro medio consultó sobre este hecho al seremi de Justicia, quien respondió que esto no podría proceder ya que se busca incluir a estos menores y no segregarlos a espacios lejanos a la ciudad. Válida la respuesta, sin embargo, no se pudo hablar sobre soluciones a la problemática que se enfrenta y que también desgasta a los profesionales que ahí ingresan a laboral, los cuales van rotando cada tiempo e incluso, han sido agredidos. Algo está fallando sin duda. Si esto nació como un piloto, se está a tiempo de poder modificar la situación y detener los problemas que se generan en dicha residencia. Los niños deben estar primero, claro que sí, pero en algo no se está procediendo para mantener esta consigna que al menos en Coyhaique, con este anhelo de contar con una residencia para menores, no se está cumpliendo. La cartera encargada de esta situación debe esforzarse por buscar alguna solución.

Related posts