Denunciar es importante

Nuevamente, un local comercial del sector alto de Coyhaique fue el blanco perfecto para que amigos de lo ajeno ingresen a hacer de las suyas y logren llevarse lo recaudado en el día. Los tiempos han cambiado y aunque las cifras nos digan que la capital y la región de Aysén siguen siendo lugares tranquilos, poco a poco se va incrementando la actividad delictual, la violencia, entre otros actos que nos confirman que Coyhaique, por ejemplo, ya no es la misma de antaño.  Hace algunos días, veíamos como con valentía, una dependiente de local se enfrentó a hombres armados y que en momentos de desesperación pueden cometer cualquier cosa. El primer llamado entonces es a no arriesgar la vida, lo segundo, siempre efectuar la denuncia. Diversos hechos delictuales siguen ocurriendo a menudo, y lo que se espera es que se refuercen las estrategias de acción y vigilancia por parte de las policías, pues no debe primar el hecho de considerar tranquila a la ciudad, siendo que muchos lectores nos advierten del temor que ya existe al caminar por Coyhaique a partir de las 8 de la noche. Todos recordamos las imágenes de los jóvenes enmascarados y vestidos con overoles de hace algunos meses; tal parece que esa indumentaria se puso de moda para pasar desapercibidos, y tal como observábamos en estas últimas imágenes de otro almacén, se repite la tónica de andar con arma de fuego. No permitamos que la intimidación resquebraje la aún sensación de seguridad; la clave está en denunciar los hechos y decidir parar con esta ola, corta a comparación de lo  que ocurre en otras partes del país, pero que de todas maneras ha arrastrado a varias víctimas.

De igual forma siempre estará la exhortación a las policías a construir más formas de diálogos con la comunidad organizada con el fin de reaccionar con mayor celeridad, igualmente, a las esferas de justicia, que releven el trabajo realizado por las policías para que así exista el escarmiento que delincuentes merecen.

loading...

Related posts