Marea roja: una tarea pendiente con las caletas

Andrés Marín Ricke

CEDER de la U. de Los Lagos

Núcleo MUSELS-Minecon

Investigador Colaborador CIEP

La marea roja es un fenómeno conocido en Chile y detectado en Magallanes en los años 70 que ha ido avanzando (o refloreciendo) progresivamente hacia el norte. En 2016 se produjo un gran evento que afectó la estabilidad social, económica y política de La Región de Los Lagos. Desde entonces se han redoblado los esfuerzos para proteger a los consumidores, por compensar a los pescadores afectados por el cierre de las pesquerías y por profundizar el conocimiento científico que permita predecir eventos de marea roja y así reducir sus impactos.

Si bien estas medidas son sin duda necesarias, existe una dimensión del problema que hasta ahora ha sido ignorada y que parece clave para la gobernanza de la marea roja a futuro. Me refiero a la realidad de las comunidades y caletas de pescadores que han enfrentado por primera vez el desafío de tener convivir con marea roja y adaptarse a ella. A diferencia de la fiscalización, la compensación o la predicción, los esfuerzos de adaptación exigen la comprensión del impacto sobre los medios de vida de los afectados, de su experiencia y conocimiento en el uso de los recursos, y por sobre todo, de una mayor participación en la creación de soluciones.

Hasta ahora, en las caletas, en vez de alternativas, existe desinformación, incertidumbre y desconfianza de los pescadores hacia los actores públicos y privados. La adaptación a la marea roja no se agota entonces en medidas elaboradas desde oficinas o laboratorios y exige mirar el problema de una manera distinta. Tres cambios en el foco parecen elementales para una gobernanza de esta perturbación costera.

Primero, complementar el énfasis actual de la marea roja como problema de salud pública con políticas efectivas de gestión pesquera adaptativa: ¿qué posibilidades de manejo, procesamiento y comercialización existen para los productos en las zonas afectadas? Segundo, incorporar a los pescadores en la creación de capacidades: ¿cómo esperar hacer que las propuestas funcionen si no se les considera parte de la solución? Tercero, ante la evidente expansión geográfica del fenómeno hacia otras zonas altamente pesqueras, prevenir antes que lamentar: ¿cómo responderemos si la marea roja alcanza a más regiones del país?  

loading...

Related posts