Autocuidado en la carretera

La pauta noticiosa del día jueves estuvo enfocada en el fatal accidente de tránsito ocurrido en pleno centro de la ciudad y que lamentablemente tuvo como consecuencia la muerte de tres personas. Un hecho que enluta a familias coyhaiquinas y consterna a toda una ciudad debido a los resultados, algo que como medio de comunicación esperamos nunca informar, pero que escapa de nuestras posibilidades, y nos golpea con una realidad señalándonos que aún hay mucho trabajo preventivo por realizar para evitar este tipo de hechos. Y aunque el origen de este caso es materia de investigación, también nos da pie para retomar con fuerza el diálogo sobre el sentido del autocuidado y la prevención en las avenidas y carreteras, teniendo en cuenta que aproximadamente a diario ocurre algún accidente al menos en la capital regional, los que aumentan por ejemplo con la presencia de precipitaciones pluviales, y que en su mayoría tiene como común denominador la velocidad. No podemos dudar que esta es una ciudad donde “se corre mucho” y es que su propia geografía de calles cuesta arriba y cuesta abajo, permite el aceleramiento de los vehículos, generándose así un peligro constante en determinadas zonas de Coyhaique. Tampoco podemos olvidar, –ni hacer de la vista gorda- que muchos conductores tienen el coloquialmente llamado “complejo de Fórmula 1”, que se manifiesta a plena luz del día y sobre todo en las noches cuando surgen las denominadas carreras clandestinas, o cuando simplemente al aprovechar la escasez de automóviles, se aumenta la velocidad. Otro problema difícil de afrontar es el consumo de alcohol y drogas previo a conducir, situación que constantemente se está abordando con campañas preventivas. Es importante la fiscalización por parte de Carabineros, y la comunidad la exige ya que siempre están las denuncias ciudadanas respecto de estos hechos en diferentes avenidas de la ciudad; y esperamos que se fortalezcan las estrategias para ir sancionando estas acciones peligrosas, pero también debemos hacer un llamado al autocuidado, rol importante que debe asumir tanto conductor como peatón.  

Related posts