SAG recuerda normativa y advierte que fiscalizará la caza de especies permitidas

En abril inició la temporada de caza, que se extiende hasta el 31 de julio y fines de agosto dependiendo la especie. En ese sentido, funcionarios del Servicio Agrícola y Ganadero, SAG, comenzaron las fiscalizaciones en la región de Aysén, tras el inicio de la temporada de caza 2019, haciendo un llamado a la comunidad a informar y denunciar en las oficinas SAG, cualquier irregularidad observada y que pudiera contravenir lo dispuesto en la normativa vigente, como el cazar especies prohibidas de caza, utilización de trampas y métodos no autorizados, cazar desde y hacia caminos públicos, entre otras materias.

El seremi de Agricultura, Felipe Henríquez Raglianti, hizo un llamado a regularizar esta situación. “En nuestra región existen distintas especies animales que son objeto de caza. Entre ellos el ciervo rojo, el visón, la liebre y el jabalí, todos ellos especies exóticas invasoras. Para poder realizar la actividad de caza es necesario cumplir con las normativas que se indican en la ley y su reglamento, cuyo organismo garante es el SAG. El Ministro Antonio Walker nos ha pedido poner a disposición un servicio ágil, por cuanto la tramitación la estamos realizando de manera expedita, a fin de que todos quienes quieran contar con sus credenciales para realizar la actividad, pueden disponer de ésta de manera de cumplir con la normativa”.

Andrés Gómez, Encargado de Recursos Naturales SAG, señaló “Quienes deseen dedicarse a la caza deportiva deben cumplir algunos requisitos entre los cuales cuenta ser mayor de 18 años, conocer la Ley de Caza y su Reglamento, rindiendo para ello un examen en la oficina SAG más cercana a su domicilio”.

Existen dos tipos de documentos que identifican la caza legal. Está el carné para Caza Menor, el cual permite cazar especies que en estado adulto no superan los 40 kilos. En este grupo se encuentran todas las aves autorizadas de caza más conejos y liebres. Y está el de Caza Mayor, documento que permite cazar especies que en estado adulto superan los 40 kilos. En este grupo de encuentran, por ejemplo, los jabalíes y los ciervos exóticos.

“Es importante que las personas entiendan que el carné de caza es un documento personal e intransferible, y su vigencia es sólo por dos años, debiendo ser renovado posterior a ese período”, señalo Gómez.

Cabe mencionar que aquellas especies consideradas como dañinas como Ciervo rojo, Ciervo Dama, Jabalí, Liebre, Visón, Paloma asilvestrada y otras, que se encuentran listadas en el artículo N°6 del Reglamento de la Ley 19.473, se pueden cazar durante todo el año sin limitación de número de piezas.

Por su parte Nelly Morales Rosas, directora regional del SAG, llamó a ejercer la actividad de caza en forma consiente y responsable, “sobre todo en materia de caza mayor, por el peligro que pudiera suponer esta actividad incluso en materia de seguridad de las personas y a la vez denunciar actividades ilícitas, recordando que la caza de animales protegidos está catalogada como delito, significando multa y presidio en diferentes grados”.

Sobre las sanciones, se indicó que quienes infrinjan la Ley de Caza se exponen a multas y sanciones, que varían entre 1 y 100 UTM, retención de las armas de fuego, suspensión del permiso de caza o presidio en su grado medio o máximo, sentencias que pueden ser dictadas por el SAG o por el Juzgado de Garantía, dependiendo de la gravedad.

Related posts