Las puertas del primer mundo

Orlando Baesler Heger

Todos los indicadores, estudios y opiniones científicamente confiables estarían señalando que nuestro país se encuentra sometido a un lento pero constante proceso de desertificación cuya evidencia más palpable se traduce en la escasez crónica de agua en vastos sectores de la Cuarta Región principalmente y también en la Región Metropolitana en donde la falta de lluvias ha comenzado a generar consecuencias que podrían desatar un verdadero problema en caso de no abordarse el problema con soluciones que podrán mitigar o aliviar momentáneamente la situación pero que en el largo plazo se vislumbra como un evento definitivo que traerá una mirada diferente de una población que simplemente comenzará a pensar en el  abandono  del sector Norte y centro del país.

En la búsqueda de lugares más amigables para el desarrollo de la vida es inevitable que todas las miradas se orienten hacia la Región de Aysén y exijan una buena recepción, una incorporación inmediata a alguna fuente de trabajo y una vivienda para su familia en una latitud del país que nunca conocieron, de la cual jamás se preocuparon y que tampoco consideraron parte importante del territorio nacional.

Mientras el avance científico y tecnológico no pueda crear algún sustituto para el agua seguirá siendo la Región Austral la reserva de agua más grande de Chile y quizás del planeta y aunque muchos activistas a sueldo insistan en dejarla correr libremente hacia el océano debemos plantearnos la necesidad de aprovechar este valioso elemento que la naturaleza nos regaló en abundancia para fortalecer nuestra zona constituyéndonos en un soporte vital para todo el territorio nacional mediante la acumulación de este líquido y su eventual envío al resto del país considerando que la seguridad en el abastecimiento de agua, sumada a la producción de una energía hidroeléctrica casi ilimitada podría situarnos en un futuro no tan lejano en un lugar de privilegio del concierto mundial ,en el cual dejaríamos  al fin de depender de otros para que otros dependan de nosotros y cuando ello ocurra ,habríamos traspasado largamente las puertas del primer mundo.

Related posts