Tras el abandono, se entregarán las 142 viviendas de Aysén

Hace varios meses, 142 familias la pasaron mal, y es que luego de trabajar años por obtener la casa propia, ver por fin con emoción que la construcción inició, para que luego les digan que  la empresa constructora dejó literalmente botadas las obras, es un hecho para poner triste a cualquiera. Desde su inicio, hemos seguido muy de cerca este caso, ya que se convirtió no en el único problema que ocurrió en el sector vivienda, pues también hubo obras que no estaban en buen estado como las casas de Valle Simpson, otras en Puerto Cisnes; lo que sin duda empaña el anhelo de cientos de ayseninos que esperan –y sí que esperan- por contar con un techo para proteger a sus seres queridos. Afortunadamente, ya se ha confirmado que mañana se entregarán estas 142 viviendas en la comuna de Aysén, final feliz de la historia, pero que a pesar de todo nos dejará esa sensación de que se debe poner mayor ojo en la fiscalización. El tema de viviendas sociales es muy sensible en esta región, más por el alto costo de las propiedades y lo que significaría el poder contar con una casa de forma particular, ahorros sin duda difíciles de conseguir y que gracias a la mano del Estado, con menos de un millón de pesos, se puede optar por conseguir una propiedad, eso sí, con años de trabajo, pero la meta se logra; entonces no es para nada alentador lo vulnerables que pueden resultar estos procesos, en el hecho de que obras tan grandes y donde se entiende que existe millonaria inversión, no pueden quedar abandonadas así porque sí, de un momento a otro. Es por ello que a partir de esta mala experiencia, los entes que a fin de cuenta son garantes de que los comités tengan sus viviendas, deberán fortalecer los lazos, fiscalización y el trabajo para que nunca más se juegue con el sueño de familias enteras, que a fin de cuentas ven como los problemas incrementan, ya que muchos viven de allegados, arriendan, etc. siendo que  la solución de contar con la vivienda propia, no debe convertirse en otro dolor de cabeza, sobre todo para la economía familiar.

Related posts