Participación ciudadana para una mejor seguridad local

Aunque pareciera que los índices no se condicen con la percepción de la comunidad, somos una región donde todavía podemos caminar por la calle hablando por celular, y a comparación de otras capitales regionales, Coyhaique, aún es un lugar tranquilo. Con esto, no estamos diciendo que por eso no hay que hacer nada, mucho menos, que aquí no se registran delitos, pues, mencionábamos la percepción de la comunidad, ya que sí se han realizado hechos violentos, los que sin duda han acaparado las portadas de los medios de comunicación, además, de la incursión de delitos que antes no se habían visto al menos en Coyhaique, lo que implica que se debe incidir en el trabajo, ya que aquí es más manejable que en otras zonas. Para ello también, siempre que podemos, mencionamos que en la seguridad ciudadana, es clave el trabajo en conjunto que se pueda realizar entre el mundo público y privado, un ejemplo de ello, la alianza que se ha establecido entre el comercio y las policías, ya que cansados de ser blanco de robos, la organización ha demostrado que poco  a poco se puede ir combatiendo la delincuencia. En tanto, una de las debilidades que presenta la ciudad, es sin duda el registro de imágenes a través de las cámaras de televigilancia, las que en más de una ocasión, nos han mencionado que se encuentran dañadas –sobre todo de sectores céntricos-; es por ello que la noticia de que se van a sumar algunas a las ya presentes, es totalmente positiva, pues permite un mayor resguardo de la seguridad, así también el anuncio de que más carabineros estarán trabajando en las calles. Otro ejemplo que se destaca por su participación ciudadana, es sin duda el lanzamiento del programa Coyhaique Amigable, el que pretende reforzar la idea de mediar ante los conflictos que surjan a nivel de comunidad, una idea que esperamos tenga potentes frutos y sirva de antecedente para que sea replicado en otras comunas. Con esta última referencia, recalcamos la importancia de trabajar juntos por una mejor seguridad y no delegar soluciones solo a las autoridades del orden. A fin de cuentas somos nosotros quienes construimos la sociedad, y acompañados del trabajo de las policías y demás autoridades, también podemos hacer frente a lo que está perjudicando nuestra seguridad.

Related posts