Algo que simplemente no dio resultado

Orlando Baesler Heger

Al preguntarle a cualquier refugiado venezolano por las diferencias laborales entre su país y Chile, ellos responden en primer lugar que la jornada de trabajo que ellos tienen es más corta que la nuestra ,por lo tanto se trabaja menos y que adicionalmente a eso existen una serie de garantías ,bonos ,subsidios y permisividades financiadas por el Estado lo cual nos entrega de inmediato una respuesta a nuestra interrogante al respecto del porque un país tan rico como Venezuela se encuentra en el fondo de un abismo social ,político y económico del cual solo podrá salir con un largo sacrificio y luego que las actuales autoridades hagan entrega de un gobierno al cual se encaramaron ilegítimamente .

Venezuela es el ejemplo más claro de cómo el populismo destruye las sociedades y las hace retroceder hasta que se esfuman hasta las más pequeñas conquistas sociales que los trabajadores han conseguido con años de esfuerzo para enriquecer a cúpulas gobernantes que no se aburren de saquear el país hasta que no queden recursos disponibles.

La idea de reducir las horas de trabajo en Chile es propuesta por los mismos que majaderamente insisten en aplicar en Chile algo similar a la revolución bolivariana que hundió a todo un país e hizo huir a la gente de su propia tierra. Naturalmente ,quienes proponen esta idea, sin consultarle a los expertos ,a los trabajadores o a los empresarios sacan a relucir los eternos ejemplos de Finlandia y Noruega en donde se trabaja mucho menos y se gana mucho más sin considerar que los sistemas de trabajo en los países nórdicos están sujetos a estrictas exigencias de puntualidad ,eficiencia , rapidez y compromiso productivo que nuestra sociedad probablemente rechazaría y que sería cuestionada en primer lugar por los mismos que propusieron esta brillante idea. 

Es necesario considerar que la rebaja de la jornada laboral probablemente sea aprovechada por el trabajador para aumentar sus ingresos con un esfuerzo adicional en alguna iniciativa privada y no precisamente para dedicar ese tiempo extra a su familia y al descanso.

Es de esperar que en el futuro la presentación de ideas en el Parlamento corresponda al resultado estudios serios y no a la intención de obtener la atención ciudadana con fines meramente electorales y recordemos siempre que lo que se está proponiendo ya se aplicó en Cuba, en Venezuela y en muchos otros lugares y allí fue algo que simplemente…no dio resultado.

Related posts