Alcalde de Aysén, Óscar Catalán responde a Contraloría y el fallo de “Falta a la probidad” por recibir aportes de la Empresa Energía Austral

En su estilo, el alcalde de Aysén responde a la Contraloría catalogando la acción de la Contraloría como una acción que lo ubica como una “carnada”

“Tiburones al acecho…. Contraloría ofreciéndome como carnada”, así comienza la extensa misiva enviada por Oscar Catalán en respuesta a la entidad contralora.

“Se vienen las elecciones a Gobernador Regional, cargo nuevo, que debiera ser algo así como el intendente electo, pero que por las hasta ahora escasas facultades que se le anuncian es en la práctica un jurel tipo salmón. Tiene el gustito ese, pero no es tan así”. Plantea inicialmente Catalán.

“Pero bueno, es lo que viene para el 2020 y yo, si se dan las cosas, sería uno de los que intentaría postular. Lo he dicho. Si soy candidato, el tiempo lo dirá, pues hay otro de mi sector que reúne todas las condiciones para también optar, y si en internas gana el derecho, lo habrá ganado bien porque tiene todos los méritos para representarnos”, continúa.

La misiva prosigue con el siguiente texto:

“¿Qué tiene que ver la Contraloría en política? Mucho, cabros, mucho. No soy santo de devoción de esos muchachines, y para ser franco, por sus pasadas actuaciones, para mí tampoco ellos. Les he gritado en su cara, y también lo he publicado, que han sido discrecionales, encubridores, torpes, ideológicamente segados y ahora agrego: penquitas en sus dictámenes, que puposamente intentan hacer creer que tienen el peso de Ley”. Suscribe el edil.

Óscar Catalán además sostiene, “la Contraloría ha sido descaradamente discrecional. A unos, palos, y a otros por lo mismo, ceguera y ternura comprensiva, casi paternal. La alcaldesa Martínez, pidió 160 millones de pesos para hacer veredas y otras obras de urbanización en terrenos de casas que a la postre se hundieron. Pero, tal vez obligada por las circunstancias gastó esos fondos para rellenar, algo no autorizado. La pillaron ellos, en una figura que pudo ser delictiva, llamada malversación. ¿Qué hicieron? Nada y su obligación legal era denunciarla a la justicia”.

El alcalde acusado de falta a la probidad y posible abandono de deberes, respiden contextualizando los hechos:

“Reasumí como alcalde en diciembre de 2012, ya resuelta favorablemente la DIA.

A fines de 2013 recibió apoyo el municipio con el viaje y el auto, por lo cual firmé convenio con la empresa, pero, tres cositas me amparaban, a diferencia de la anterior mami (Marisol Martínez):

1.- Ya no tenía obligatoriamente que pronunciarse la municipalidad respecto de la DIA de E.A. pues ya estaba resuelta, y, dos cosas que los mañosines de Contraloría no dicen, pese a saberlo.

2.- Que el viaje del catamarán a Laguna San Rafael con 100 dirigentes costó siete millones de pesos; seis pagados por E.A. (Energía Austral) y el otro millón por la municipalidad, por acuerdo unánime de los siete integrantes del concejo.

Tres, más Yo, aún somos concejales y alcalde, y por ende, no solo a mí debió acusarme de falta de probidad administrativa, sino también a esos concejales.

3.- Y lo peor viene ahora:  

Saben que, antes de recibir el apoyo de E.A., la concejala Novoa, los concejales Ortíz y Chong, más este alcalde, acudimos a entrevista en abril de 2013 con la Contralora, Jacqueline del Valle, para pedirle Juicio de Cuentas contra doña Marisol Martínez por los descalabros que dejó, cosa a la que se negó, y aprovechamos de consultarle si podíamos recibir apoyo de Energía Austral. Nos dijo que sí, pues a su juicio la DIA estaba resuelta.

Finalmente, el alcalde de Aysén plantea: “¿Buscan que se me acuse de notable abandono de deberes?, ¿Cuando ellos mismos con su primera sanción decían lo contrario? No pierdan su tiempo. ¿Quieren que me asuste No. Soy carne muy vieja y dura para pirigüines, tipo tiburones”. Concluyó.

Related posts