CUANDO LA CIENCIA SE ENCUENTRA CON EL ARTE, O VICEVERSA…

Laura Sánchez Jardón, Ecóloga,  Proyectos SIB-Aysén, Hongusto y Laboratorio Abierto de Ciencias Subantárticas.  Centro Universitario Coyhaique Universidad de Magallanes

…Surgen iniciativas maravillosas. Capaces de transmitir conocimiento científico a la vez que emocionarnos y deleitar nuestros sentidos. Simplemente, hermoso.

Algunas veces los científicos crean experimentos bellos o presentan sus resultados utilizando diferentes formas de arte. Otras veces son los artistas los que se acercan al conocimiento científico para crear sus obras. Así, antes de que existieran las fotografías, en los tratados de anatomía o botánica se solían utilizar dibujos descriptivos que son auténticas obras de arte. En este sentido, destacan los trabajos del naturalista y filósofo alemán Ernst Haeckel, quien exploró mecanismos evolutivos y ayudó a popularizar la teoría de la selección natural a través de bellas ilustraciones de células, embriones y otras formas microbiológicas y zoológicas (entre otros, “Morfología general de los organismos” publicado por primera vez en 1866). En nuestros días, un ejemplo fascinante de encuentro del Arte con la Ciencia son las obras del concurso “Arte en Agar” (Agar Art Contest) que organiza la Sociedad Americana de Microbiología, en la que los microbiólogos utilizan el agar de los cultivos como lienzo, y los microorganismos como pintura.

¡En Aysén también hay ejemplos! Hoy 10 de mayo se inaugura en el Museo Regional la exposición “Atlas Fungi Aysén”. En Coyhaique la muestra estará hasta el 31 de mayo. Previamente la han mostrado en el Hospital Jorge Ibar de Puerto Cisnes y en junio se trasladan a Chile Chico.

El mundo de los hongos entrega una enorme fuente de inspiración para la creación artística. Su diversidad de formas, tamaños, colores, textura o los ambientes naturales en los que aparecen, en general el misterio y la fascinación con que los encontramos, ofrecen un sugerente tema de exploración artística. En los últimos años, en todo el mundo, están proliferando obras de arte inspiradas en el reino Fungi. Cuando la ciencia detrás de esas obras es débil, el resultado puede ir en perjuicio de la calidad de la información o las impresiones que se intentan transmitir, por lo que es importante, en mi opinión, marcar la diferencia con una consistente base científica. Como estudiosa de los hongos, se marca la diferencia cuando no se asumen aspectos sobre el funcionamiento biológico que son erróneos; si el conocimiento científico está disponible, valoro el esfuerzo de los artistas por acercarse, aprenderlo y respetarlo en la creación de sus obras.

El equipo del “Atlas Fungi Aysén” presenta ahora el resultado de su trabajo de investigación artística y científica. Desde la serigrafía, la fotografía, la escultura y la ilustración, han profundizado en el mundo de los hongos estudiando las formas y hábitos de 12 especies de estos fascinantes organismos. Me maravilla la sutileza con que, desde las distintas miradas de cada uno de los cuatro artistas, se retrata la diversidad de algunos de los hongos más representativos de Aysén. Celebro la iniciativa de considerar “lo que se sabe” en “lo que se crea”, la Ciencia en el Arte, como están haciendo estos artistas en Aysén con su colección de obras fúngicas.

Como apoyo científico de la iniciativa, los felicito por el resultado logrado y recomiendo visitar esta exposición, en Coyhaique (mayo) y posteriormente en Chile Chico (junio). Y como siempre, a mantener la curiosidad y la capacidad de sorprendernos con la belleza de la naturaleza, compartir el conocimiento a nuestro alcance y no dejar nunca de cuestionar y hacernos preguntas. Contacto: laboratorioabierto@umag.cl.

Related posts