PDI y el trabajo investigativo por contaminación medioambiental

Actualmente, la contaminación ambiental representa una de las principales preocupaciones de los chilenos, en el estudio cuantitativo Chile3D 2018, organizado por Adimark y aplicado a las principales ciudades del país, arrojó que, en materia ambiental, el 48% de los encuestados indicaron que la “contaminación ambiental”, representa una de sus primordiales preocupaciones, seguido de la escases de agua, con un 41%.

La contaminación hídrica en nuestro país tiene su origen, principalmente, en los procesos industriales, de urbanización y faenas agrícolas, en las descargas directas de aguas servidas domésticas y residuos industriales líquidos a las masas de agua superficiales, terrestres o marítimas, sin previo tratamiento, y a las descargas difusas derivadas de actividades agrícolas o forestales, que llegan de forma indirecta a las corrientes de agua superficiales y también a las subterráneas. Estas fuentes contaminantes, afectan de diversa manera los ecosistemas y la salud de la población.

Una revisión global de la contaminación del agua por la agricultura de la organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) alertan sobre la contaminación y el agotamiento de este recurso natural, situación de la cual Chile no está exento. “La contaminación del agua es un desafío global que ha aumento tanto en los países desarrollados como en los países en desarrollo lo que socava el crecimiento económico y la sostenibilidad socioambiental y la salud de miles de millones de personas”, señala el documento. La falta de agua es un problema que está golpeando a gran parte del mundo en la actualidad, algunas zonas que parecían estar a salvo de esta problemática se han visto afectadas producto de la contaminación y la deforestación. Conforme a eso, el desarrollo sustentable cumple una función fundamental y la educación hacia los niños es primordial para la correcta utilización de este recurso natural.

Es por ese tipo de informaciones que proteger e investigar distintos hechos de contaminación de este recurso natural se ha convertido en uno de los principales objetivos de la Brigada Investigadora de Delitos Medioambientales y Patrimonio Cultural (Bidema).

El subcomisario Francisco Cuevas indicó que “Los tipos de casos más frecuente que han tenido que estudiar las brigadas, tienen relación con el derrame de elementos tóxicos, como relave minero, vertimiento de petróleo en ríos por parte de mineras, sustancias artificiales con las que las salmoneras en el sur alimentan sus peces, los cuales se encuentran en aguas abiertas, entre otros diversos químicos que afectan la salud medio ambiental”.

Los delitos que son tipificados en estos casos en Chile, habitualmente tienen relación con el artículo 291 del código penal, el cual apunta a las faltas contra la salud animal y vegetal e infracción a la Ley de Pesca, ya que en la actualidad no hay una ley específica que aborde los delitos de contaminación de aguas, por lo que son incluidos dentro de la categoría contaminación ambiental

De igual forma, otro delito que afecta a este recurso, es la extracción ilegal de áridos, debido a que diferentes emprendimientos o empresas que sacan áridos de manera ilegal, ponen en riesgo obras públicas o la propiedad civil al generar cambios en los cauces de los ríos, los que pueden poner en peligro las estructuras o población aguas abajo, además del posible daño medioambiental.

En este contexto, el Jefe de la Bidema Aysén subcomisario Francisco Cuevas señaló “En este tipo de investigaciones, la PDI trabaja de manera conjunta con otras entidades como la Seremi de Obras Públicas, a través de la Dirección General de Aguas, Municipios de la región, Servicio de Impuestos Internos etc. De igual forma, es necesario precisar que, en dichas investigaciones la PDI debe conformar un equipo multidisciplinario, entre detectives de nuestra Brigada, peritos de la sección ecología, planimetría y fotografía de los Laboratorios de Criminalística tanto de Coyhaique como de Santiago, con el solo objetivo de determinar científicamente este tipo de ilícitos”.

Finalmente, el oficial de la PDI, realizó un llamado a la comunidad a Denunciar este tipo de casos en cualquier unidad policial, directamente en la Bidema Aysén ubicada en calle Carrera 731 Puerto Aysén, fono 67- 2584833 o al correo electrónico bidemapay@investigaciones.cl

Related posts