UN SIMPLE PREMIO FESTIVALERO

ORLANDO  BAESLER  HEGER

Todo cantante ,humorista o participante del Festival de Viña del Mar sabe perfectamente que por el solo hecho de ser parte del espectáculo será premiado no tan solo con el premio más importante del evento sino que con muchos otros galardones, salvo que sea muy, pero muy malo y desagradable.

Traigo a colación el comentario inicial tras haber observado en algún noticiario de la televisión a un grupo de alumnos universitarios, específicamente de la carrera de arquitectura efectuando una manifestación a fin de protestar por la muy  elevada “carga académica” a la cual estaban obligados y en virtud de la cual estaban siendo sometidos a problemas psicológicos y por supuesto, a “stress”.

Es necesario establecer que la obtención de un título profesional universitario trae siempre aparejado un inevitable cansancio y agotamiento originado por las exigencias obvias que un título de educación superior exige a quienes deciden optar por una profesión universitaria y las exigencias que ella posteriormente conlleva.

En los últimos tiempos han proliferado las denominadas “profesiones chatarra” cuyo único objetivo es obtener dineros por parte del Estado o de quienes creen en los cuentos de hadas que las respectivas propagandas difunden. Conjuntamente con estas profesiones chatarra se ofrecen a muy bajo costo licenciaturas, doctorados, maestrías y una serie de diplomas honoríficos que ya constituyen parte de los paquetes turísticos de las agencias de viaje y que en Chile no sirven absolutamente para nada. Este camino para obtener un título es el que muchos quisieran pero la cuestión no es tan simple y no se puede contaminar con esta “fórmula pedagógica” a los verdaderos centros de educación superior cuyo objetivo es entregar una educación de excelencia.

La universidad no es un derecho sino que constituye el privilegio de mentes brillantes y espíritus preparados para enfrentar un gran esfuerzo físico e intelectual y posteriormente colaborar en forma activa y eficaz con el crecimiento y desarrollo de su país por lo cual un grado o título profesional universitario no puede ser entregado “a granel” o como si fuera un simple premio de Festival.

loading...

Related posts