Una medida cercana

Con el tema de la contaminación de la ciudad, y como elección para formar parte de la solución, varias familias coyhaiquinas decidieron dar un paso al costado con la adquisición de leña para el hogar; muchos optaron por aparatos que utilizan gas, electricidad o parafina; sin embargo, esta decisión tampoco estuvo exenta de algunas complicaciones; además de los precios de combustibles que se elevan constantemente; el incremento en el pago de luz, la parafina no se vende en el sector alto de Coyhaique, situación que además tiene que ver con el plano regulador de la ciudad, lo que concentra a este importante servicio en la zona baja de la capital regional. Dentro de nuestro ejercicio periodístico, en reiteradas oportunidades recibimos la inquietud de la comunidad respecto de lo complicado de comprar parafina y trasladarla a través de la locomoción colectiva, debido a que implica riesgos en la seguridad de los pasajeros, además que ante la negativa de conductores, esta acción se tornaba cada vez más imposible. Ante ello y como una de las medidas señaladas el año pasado por Intendencia, se prometió realizar los contactos con la empresa privada para trasladar de forma segura este importante combustible para quienes se calefaccionan con otras alternativas a la leña; ayer, anunciamos que pronto este plan piloto verá la luz, pues ya ha conseguido permisos por parte de la SEC, para que un camión repartidor pueda instalarse en diversos puntos de la ciudad. De esta manera es que se observan que algunas medidas sí impactan en la comunidad, pues, brindan soluciones inmediatas a quienes han decidido sumarse al cambio y disminuir las emisiones que nos convierten en la ciudad más contaminada de América Latina. Lo que se espera es que las medidas propuestas pronto se puedan llevar a cabo, porque a veces, las palabras se las lleva el viento y lo que la gente quiere, son hechos.

Related posts