Patagonia Aysén: fuente inexplorada de nuevos medicamentos para el cáncer II

Fabián Jaña Prado, Doctor en Farmacología, Director Laboratorio de Fisiología Celular y Metabolismo, Universidad de Aysén

La región de Aysén tiene un prometedor futuro. Esto no solo por su patrimonio natural y por sus paisajes como recursos turísticos, sino también por la riqueza cultural que presenta tanto por la diversidad de sus prácticas socioculturales, como por el complejo entramado de cada una de las identidades territoriales que la componen. En este contexto, la instalación de la Universidad de Aysén se presenta como una oportunidad para potenciar y fortalecer los infinitos recursos que nuestra Patagonia posee.

Uno de estos, desde el ámbito cultural y productivo, es la recolección de plantas medicinales en la comuna de Rio Ibáñez, donde un grupo de mujeres mantiene viva la tradición de recolectar y cultivar hierbas reconocidas por las propiedades que poseen, y cuyos saberes sobre su uso medicinal han pasado de generación en generación.

Sin embargo, y a pesar del valor patrimonial que tiene la recolección de plantas medicinales para la localidad de Ibáñez, es inevitable que surja la pregunta: ¿Cómo transformamos esta práctica tradicional en una oportunidad de desarrollo para quienes se dedican a su preservación? Respuestas a esta interrogante puede haber muchas, pero para la Universidad de Aysén y desde la inquietud por vincular la academia con el desarrollo a escala humana en la región, la respuesta será trabajar, a través del proyecto FIC Gore Aysén “Patagonia-Aysén: fuente inexplorada de nuevos medicamentos para el cáncer”, en primer lugar en validar científicamente el conocimiento tradicional sobre las propiedades medicinales de las plantas que son recolectadas, y en segundo término, en fortalecer a las organizaciones y personas naturales que se dedican a salvaguardar la práctica entregando herramientas para la mejora de la asociatividad, marketing, planes de negocios y comercialización de sus productos, contribuyendo así a la generación de una plataforma tecnológico-productiva de carácter sostenible que permita también impulsar el descubrimiento de nuevos medicamentos de origen natural en la Región de Aysén.

Esta estrategia de innovación, que busca contribuir a la puesta en valor de la recolección de plantas medicinales como parte del patrimonio de la localidad de Ibáñez, es sin duda un gran desafío, que debe ser abordado no solo por iniciativas como esta, sino por todas aquellas que pretendan aportar al desarrollo regional desde una mirada que considere las particularidades sociales, culturales, demográficas y económicas que caracterizan y enriquecen nuestra Patagonia Aysenina.

Related posts