Incendio controlado

Más de un mes ha pasado desde que importantes hectáreas de bosque nativo en el sector Colonia Sur de Cochrane fueron amenazadas y arrasadas por las llamas, en un incendio forestal voraz que hoy luce controlado según las autoridades  anunciaron en un reciente  reporte. Sin duda toda una tragedia ambiental que mantuvo a decenas de hombres y mujeres brigadistas combatiendo las lenguas de fuego que en más de una ocasión amenazaron con llegar a la ciudad debido al difícil acceso al terreno para poder disminuir el riesgo de propagación, y que con días calurosos y fuertes vientos constantemente se mantuvo imposible un trabajo rápido, a pesar de todos los esfuerzos.

Hoy, que ya se ve el terreno quemado, la huella del paso del fuego muestra tristemente cómo no solo la flora nativa se ha visto afectada, sino que también la fauna que habitaba libremente. Imágenes impactantes que circulan en redes sociales nos hacen ver lo cruel de la irresponsabilidad humana, centrándonos en que las estadísticas denotan que en más de un 95% los incendios forestales son causados por las personas. Ya lo hemos visto en Aysén y otras regiones, hay quienes no parecen dimensionar el terrible daño que se genera en el ecosistema cuando se altera con este tipo de desastres que bien podrían evitarse con arduo trabajo de prevención.

Esperemos que de este caos se pueda obtener una importante enseñanza respecto de lo que se debe hacer a nivel país para no seguir lamentando el mismo problema durante cada verano. El trabajo preventivo debe ser constante y quizás, si la preocupación es el tema económico, resulte mucho más rentable invertir en aquello que en apagar los incendios, pues cuando se desatan descontroladamente ya sabemos que la pérdida es cuantiosa en todo sentido. Es lamentable que esta zona, reserva de vida, se vea amenazada de esta forma.

Related posts