Seguridad, trabajo en conjunto

Un lugar seguro no solo depende de las instituciones públicas. Si bien es cierto, los programas ligados a este tema emanan de las políticas que se establecen post análisis, no todo debería estar en manos de las autoridades, los gobiernos y el propio Estado.

Y es que la seguridad ya sea en temas de delincuencia, índice de catástrofes y hasta seguridad vial; también pasan por nuestro propio actuar y cómo permitimos como base de la sociedad ir construyendo un espacio seguro o inseguro.

Últimamente, el blanco fuerte ha sido el comercio, pero gran muestra de organización civil han dado, al punto de frustrar robos, lo que nos demuestra que junto a la autoridad sí se puede hacer el trabajo, no solo delegando responsabilidades al Estado.

Efectivamente y tal como señalan las policías en nuestra región, el índice de delincuencia es mucho menor al de otras zonas del país, es más, aquí ni si quiera se han observado los temidos portonazos para dar solo un ejemplo, pero eso no nos debe dejar durmiendo en los laureles ya que la delincuencia y otros tipos de actos de todas formas están evolucionando, quizás no en número de casos pero sí en el accionar más elaborado, aterrador, violento e intimidador, lo que con justa razón permite a la comunidad exigir un mayor respaldo y trabajo de sus autoridades.

Related posts