Primer año

Queda poco para que ya se cumpla un año de gobierno y un año desde que los parlamentarios asumieron sus labores en el Congreso. Uno que no ha estado exento de movimientos, es más, a los pocos meses de asumido el compromiso, hubo una suerte de demora en tener la lista completa de jefaturas para las diferentes secretarías regionales ministeriales, la que posteriormente experimentaría algunos cambios que no pasaron para nada desapercibidos por la comunidad ya que los motivos de las renuncias de los seremis, fueron situaciones que bien podían haberse previsto para no llegar al extremo de buscar nuevos rostros en la política regional.

Problemas en las áreas de pesca, vivienda y por supuesto, minería, fueron los que marcaron en más de una oportunidad la pauta, con algunas situaciones heredadas del gobierno anterior y las que por problemas de tiempo hubo que enfrentar, pues la paciencia de la comunidad tiene su límite, y eso ya se ha demostrado en varias oportunidades cuando cortes de caminos, paros y huelgas han sido los actos que gatillaron la reacción inmediata desde el gobierno, que en más de una oportunidad consiguió soluciones apresuradas, pero que fueron aceptadas frente a toda la espera que motivó reclamos.

En cuanto al trabajo parlamentario, hemos observado más unión para representar las problemáticas regionales, además de diferentes sellos; en tanto y desde el lado político, dimes y diretes también han sido los protagonistas, con dardos que han ido desde oficialismo a oposición y viceversa.

Finalmente, no podemos obviar el tema de la contaminación, aquel que sigue pendiente de camino a la solución y que para este nuevo año seguramente se tomará nuevamente la atención, y así esperamos que sea.

Related posts

Leave a Comment