Sacar la cara por Aysén

Mucho se ha dicho que anteriormente nuestros representantes en el Congreso trabajaron siempre cada uno por su lado, inclusive cuando se trataba de temas que políticamente debían ser apoyados tanto por oposición como por oficialismo, siempre con la premisa de reforzar la visibilidad de Aysén ante el país, y por supuesto, defender los intereses de los ayseninos. En periodos parlamentarios anteriores, era fuerte escuchar por los pasillos sobre el egocentrismo de algunos, la falta de presencia mediática de otros, y las promesas exageradas; en un trabajo que si bien es cierto, debe ser individual y marcado por algún sello, también debe mostrar cohesión, sobre todo cuando hay problemas que afectan a todos en la región por la cual uno fue elegido para trabajar. Hoy observamos un panorama un tanto distinto, en una era donde de los cinco, tres parlamentarios debutan en estas materias, y más allá de críticas por el bando político, se ha observado en éste, que ya será un año de gobierno, que el trabajo se ha tomado en serio.

Oficialismo y oposición representan a Aysén, con políticos que han empezado de distinta manera en la carrera y que con errores y aciertos, hoy al menos nos muestran que existe un poco de unión para sacar la cara por los problemas que enfrenta Aysén, usando la cercanía con la esfera nacional política para poder canalizar información, buscar injerencia política, así también, exponer soluciones de las cuales el Estado debe hacerse cargo y por largo tiempo han esperado respuesta.

En esa línea se espera seguir viendo a nuestros congresistas, levantando la voz por Aysén, pero sobre todo en favor de la comunidad y los reales intereses para que esta zona extrema consiga el verdadero desarrollo que merece y que traerá grandes oportunidades para quienes la habitan. Falta mucho por lograr, pero es importante que quien sea elegido con la confianza del pueblo, no defraude y recuerde que su trabajo es grande,  porque depende de cientos de personas que una vez confiaron, pero puede que no lo hagan en una segunda oportunidad.

loading...

Related posts

Leave a Comment