Para no olvidar…

Falta poco tiempo para que los días soleados se vayan definitivamente de la Patagonia y el frío empiece a manifestarse, y como consecuencia, Coyhaique, Puerto Aysén y Cochrane, se llenen de humo.

El año pasado, fueron varias las manifestaciones por parte de autoridades cuando se puso sobre la mesa la premisa que Coyhaique es la ciudad más contaminada de América Latina y por el material particulado más fino, soportando altos índices que no debería recibir la población. Si bien es cierto, esto ya se sabía desde antes, las alarmas fueron más fuertes y de alguna manera la comunidad despertó y exigió también la mirada del Estado y el gobierno a esta apartada región, de la cual Chile se jacta, pues tiene paisajes hermosos, los ríos más prístinos y naturaleza envidiable; el paraíso; sin embargo, y luego de la visita de diferentes ministros de carteras correspondientes a hacer énfasis en el problema, el ciudadano común puede preguntarse ¿Cambiará el panorama para la próxima crisis ambiental? No podemos quedarnos dormidos, es por ello que es necesario plantear cada vez que se pueda (y a pedido de la propia comunidad) y consultarle a la autoridad, qué pasa con el tema de la contaminación y en qué se ha avanzado.

El año pasado fueron anunciadas varias medidas de parte del gobierno en región, al mes nos llegaba un comunicado señalando que al menos el 50% ya se estaban implementando, y creemos que como medio de comunicación y puente hacia la gente, es importante preguntar si las demás causarán algún efecto, si los programas pilotos que también se pusieron en marcha, ya tienen resultados. Es justo que un solo gobierno no se lleve toda la responsabilidad para un problema que seguramente tardará años en resolverse, y más que seguro bastante inyección de recursos en programas y las propias políticas públicas requerirá, pero se indicó que la leña se convertiría en combustible, que se ajustarían medidas, etc., etc., etc. ¿Qué hay de eso?

La comunidad necesita conocer qué pasará en este próximo tiempo de frío, que sabemos no solo abarca el invierno. La comunidad merece saber si su voz ha sido escuchada, esto sería una clara señal de comunicación entre las autoridades y la gente.

Related posts

Leave a Comment